EL NIÑO DE LA CAPEA


¡Hola a todos!
Hoy la entrada va dedicada en solitario al maestro cuyo nombre figura en el titulo, el Niño de La Capea, y es así, porque en el negativo que veremos, solamente está su faena, no es que haya quitado nada ni a nadie, pero es lo que hay. De todos modos, tampoco viene mal, ya que esto me ha dado la idea para de vez en cuando, publicar alguna entrada dedicada a un solo matador, como ya hice no hace mucho con Manuel Caballero dándole las gracias. 

Dicho esto, y gracias al blog http://juanlopezdocon.blogspot.com.es he conseguido averiguar los datos de lo que hoy pondré. Corresponden a la corrida que se celebró en Hellin (Albacete) el 7 de octubre de 1973, festividad de La Virgen del Rosario, en la que actuaron, con reses de la ganadería Portuguesa de Patricio Cunhal, los diestros Francisco Rivera "Paquirri", Dámaso González y Pedro Moya "Niño de la Capea", y precisamente sobre este último, empezamos a darle forma al artículo. 

PEDRO GUTIÉRREZ MOYA
NIÑO DE LA CAPEA 
Nace en Salamanca el día 17 de septiembre de 1952. 
Debuta con picadores un 17 de junio de 1970, en la Plaza de Toros de Salamanca. 
La alternativa la toma el día 19 de junio de 1972, en la Plaza de Toros de Bilbao. 
El padrino de alternativa es Francisco Camino Sánchez "Paco Camino". 
Como testigo, Francisco Rivera Pérez "Paquirri". 
Toma la confirmación el 21 de mayo de 1973, en La Plaza de Las Ventas, Madrid. 
En esta ocasión es Sebastián Palomo Martínez “Palomo Linares” su padrino. 
Paquirri hace las veces de testigo de la entrega de los trastos.



Procedente del barrio Salmantino de Chamberí y de una familia humilde, muy joven siente la afición taurina, entrando en la escuela taurina de La Capea, de esta y de la juventud del futuro matador, toma el nombre. Con 16 años, el día 3 de mayo del año 1969, se viste de luces por primera vez en la tierra que lo vio nacer.



El aún tierno torero, incrementa el interés, y gracia a ello es inscrito en lo que se llamaban las Corridas de la Oportunidad que se celebraban en la plaza de Vista Alegre, donde el chaval triunfaba, por lo que repitió en los carteles que allí tenían lugar durante la temporada. 




Su primera novillada picada, tiene lugar en la plaza de Salamanca el 17 de julio de 1970 junto a los que todavía también eran chavales, Paco Nuñez y José Ortegón, lidiando novillos de D. Luis Higinio. Su buen hacer lo hacen merecedor de aparecer en la plaza de Las Ventas en Madrid el 11 de junio de 1972 junto a Ángel López Rodríguez ‘Angelete’ y Avelino Julio Robles Hernández ‘Julio Robles’ y novillos de Pedro Domecq, los cuales no dieron el juego esperado para el lucimiento de aquellos chavales. 




En el momento de su alternativa, de la que ya se ha informado más arriba, le tocó en suerte la res de la ganadería de D. Lisardo Sánchez llamado ‘Mireto’ del cual, después de una esplendida faena, le fueron otorgadas las dos orejas. Mas tarde, y al término de la temporada, acabó siendo uno de los toreros con mayor proyección del momento, muestra de ello fueron las más de 80 corridas firmadas. No sería la única temporada de tales éxitos, ya que se volvieron a repetir durante las temporadas del 75, 76, 78, 79 y 81. El día de su confirmación, tampoco quedó atrás, puesto que después de las faenas a las reses que le tocaron aquella tarde, ‘Girón’ y ‘Cantinero’ de la ganadería de D. Atanasio Fernández, le fueron concedías 1 oreja del primero y 2 del segundo. 




Su valentía, su conocimiento de la lidia y buen hacer, lo hacen lucirse en la plaza de Sevillana, en la que triunfa un 16 de abril de 1975, siendo trampolín para las primeras plazas de los cosos hispanoamericanos. El 22 de mayo de 1979, vuelve a triunfar en Madrid y tal es su reconocimiento, que lo hacen merecedor de la Presidencia de la Asociación de Matadores de Toros. Posteriormente, sigue cosechando éxitos hispanoamericanos en las plazas de México  Ecuador, Colombia, Venezuela… lo que hacen de él ser un torero muy idolatrado. 





Un 14 de septiembre de 1988, decide cortarse la coleta, lo hace en su tierra, el 14 de septiembre de 1988. Continúa ligado al toro, dedicándose a la crianza del toro bravo. Posteriormente vuelve a las plazas, en Málaga un 31 de marzo de 1991, pero el infortunio hace que al poco tiempo, en la feria de Abril de Sevilla, reciba una cornada que lo mantuvo fuera prácticamente toda la temporada. Ya no alcanzaría los éxitos cosechados tiempo atrás y decide aparcar los trastos definitivamente el 5 de febrero de 1995, en México  donde la fortuna le hizo merecedor de 2 orejas y 1 rabo en uno de los suyos.


En esta imagen se aprecia como el coso Hellinero se llenó para ver a los tres espadas que aquella tarde se reunían, de hecho fue una tarde de espectacular, los diestros se lucieron enormemente repartiéndose 12 orejas y cuatro rabos, y no, no me he equivocado, muestra de ello es el recorte del diario ABC edición de Sevilla del día 9 de octubre, que os muestro a continuación.


Basado en datos obtenidos en La Web de las Biografías.

Bueno, queridos lectores, hasta aquí llega la entrada de hoy en la que hemos conocido, al menos yo, un poco mas al gran torero y persona, Pedro Gutierrez Moya, 'El Niño de La Capea'. Espero que os haya gustado y si tenéis a bien, no dudéis en hacer un comentario, ya sea bueno, malo, por haber encontrado algún error en los datos o lo que queráis contar. Me quedo preparando el próximo carrete, hasta pronto.
Clic en la imagen para comentar

No hay comentarios:

Publicar un comentario