EL NOVILLERO DE LOS 60, CARLOS DE LA VIÑA


Cuando hace pocos días publicaba un artículo en que hablaba del querido torero albaceteño Mariano de la Viña (MARIANO DE LA VIÑA, SABIDURÍA TAURINA), no me imaginaba que a los pocos días volvería a tener de nuevo imágenes de otro torero de la saga “De La Viña” entre mis manos, y es que a tenor de lo que me comenta Josico, esta fue extensa en lo que se refiere al mundo taurino.

Quien nos ocupa la publicación de hoy es CARLOS DE LA VIÑA, primo y a la vez cuñado de Mariano de la Viña, y padre de Rafi de la Viña, al cual tuve la ocasión de conocer la pasada feria taurina de Albacete 2013.

Tanto Carlos como Mariano, fueron incluidos en una multitud de carteles de novilladas, allá por los años 60, y en ellos cosecharon triunfos varios. Ambos también llegaron a torear juntos, como podemos ver en el cartel de abajo del 14 de octubre de 1964 en la Plaza de Toros de Sutullena, Lorca (Murcia), en el que anunciaban a Carlos de la Viña como cosechador de importantes triunfos la temporada anterior. Así mismo vemos que los novillos corresponden a la ganadería albaceteña de Tomás Sánchez Cajo, del que pronto espero hablar en el blog. Justo un año antes, el 6 de octubre de 1963, y de nuevo en Lorca, era anunciado Carlos de la Viña como triunfador del 29 de junio del mismo año y en la misma plaza, como reza el segundo cartel.

Las fotos que vamos a ver, corresponden a la novillada celebrada en Albacete el 8 de mayo de 1966, y es continuación del publicado anteriormente (SEVILLANOS EN ALBACETE) en las que aparecen los otros dos novilleros anunciados en este cartel, Jose Luis Capillé y Fernando Rodríguez “El Almendro”. El resultado de aquella tarde, según reza en la hemeroteca del diario ABC fue:

NOVILLOS DE LUIS FRÍAS
Buenos de presentación y actitud.

CARLOS DE LA VIÑA
Dos orejas en el primero y petición de oreja en el segundo

JOSE LUIS CAPILLÉ
En el primero, una oreja, y en el segundo del lote, petición e oreja.

FERNANDO RODRÍGUEZ “EL ALMENDRO”
Ovación a la primera faena y vuelta al ruedo para su segunda actuación

Carlos de la Viña es sacado a hombros de la plaza albaceteña.


Como comentaba anteriormente, la saga “De La Viña” es extensa y un tanto compleja. 

Valeriano de Mingo, nacido en Riofró del Llano (Guadalajara), vivía en Madrid, en un barrio llamado “Chico de La Viña”. Cuando quiso ser torero, por los años 30, se anunció como Valeriano de Mingo “Chico de La Viña”. Acaba viviendo en Albacete, actuando de banderillero con el nombre de “Valeriano de La Viña”.

Valeriano tuvo varios hijos y todos intentaron ser toreros, y se anunciaban como “Valeriano de La Viña”, Rafael de La Viña, Mariano de La Viña, etc…, de este último, es de quien ya hemos hablado en el blog, como he comentado anteriormente, fue un excelente banderillero y padre del actual Mariano de La Viña que actúa con Enrique Ponce, cuyo nombre es Mariano de Mingo Simón.



Al “viejo” Valeriano, tuvo un sobrino, -hijo de una hermana-, cuyo nombre era Carlos Jiménez de Mingo, y que también le dio por ser torero. Este se anunciaba con el apodo de “Carlos de La Viña”. 

Carlos Jiménez de Mingo y Manola de Mingo Molina, -hija de Valeriano y por lo tanto primos-, son marido y mujer, siendo a su vez los padres del más conocido “Rafi de La Viña”, del que también he publicado cosas por aquí, en el artículo ¡QUE VIENE LA FERIA! y en GRANDES NOVILLEROS DE ALBACETE.


Quien ocupa las fotos que vemos, Carlos Jiménez de Mingo “Carlos de La Viña”, nace en Madrid el 13 de noviembre de 1942. Pronto marcha a Albacete, y al amparo de la familia intenta llegar a ser figura del toreo. Destaca en él sus “duelos” en las novilladas sin picadores del verano de 1963 en Albacete, junto a un joven gaditano llamado Francisco Rivera “Paquirri”, ese año triunfan los dos.



En 1966, ya torea con picadores, aunque no lo hace muy a menudo. Destaca su actuación en Albacete en el mes de mayo, -a cuya corrida corresponden las fotografías que publico hoy-, y también la realizada en el mes de junio.




Luego se desanima, se casa, y estando casi retirado del toreo, se presenta en Las Ventas. “Seis toros para seis toreros”, así se llaman una serie de corridas nocturnas celebradas en Madrid, que fueron organizadas como un concurso de novilleros. Fue el 22 de julio de 1967, cuando forja una gran faena, lo que le hace ser merecedor de estar en la final del citado evento, en la que se alza con el premio al triunfador.





Aquel año -1967- volvió a triunfar en la feria de otoño en Las Ventas, pero este triunfo llega tarde, tiene obligaciones familiares, y estas le hacen ir dejando el toreo poco a poco, y pronto su nombre dejaría de sonar.



Carlos de La Viña, al igual de otros conocidos toreros albaceteños, llegaría a actuar como novillero hasta en cinco ocasiones en Madrid, al igual que lo hicieron Antonio Poveda, Maribel Atiénzar o Sergio Serrano.



Con la colaboración de José Vicente Temes Lorenzo

No hay comentarios:

Publicar un comentario