MANUEL RODRÍGUEZ, EL EXITO EN EL OLVIDO


Al igual que la semana pasada, continuamos en Villarrobledo, para seguir con otro diestro que acompañaba a "El Calabrés" y a "Tobalo Vargas" en la corrida de finales de verano del 68. En esta ocasión vamos a ver a Manuel Díaz Rodríguez, conocido en los carteles como "Manuel Rodríguez".

En el verano de 1968, se dieron por toda la zona albaceteña bastantes novilladas sin picadores, al amparo de tres nombres fundamentalmente que habían logrado grandes éxitos. Un sevillano que llegaría a matador de toros llamado Manuel Rodríguez al que apoderaba el albaceteño Kaíto Molina, que a su vez era el empresario de la plaza de toros de Villarrobledo en aquella época. Un cordobés afincado en Barcelona desde muy niño (y que hablaba en catalán con acento andaluz cerrado) llamado Francisco Montes "El Calabrés", y un albaceteño nuevo llamado Dámaso González. 

Pero comenzamos del que nos ocupa en esta entrada,


MANUEL DIAZ RODRÍGUEZ
"MANUEL RODRÍGUEZ"
Era de Coria del Río, un pueblecito encantador situado en el margen derecho del río Guadalquivir, al sur de Sevilla, donde había nacido el 4 de junio de 1948 en el entorno de una familia numerosa y modesta, trabajando como jornalero cerca de su lugar de nacimiento.


No siéndole agradable sus circunstancias, sigue los pasos de su tío José Rodriguez “Coriano”, que por aquel entonces era banderillero, presentándose al público el 6 de enero de 1968 en la Plaza de Toros sevillana de La Pañoleta y pronto intervendría en corridas con caballos.


De becerrista lo apoderaba Kaíto Molina de Albacete y actuó mucho por nuestra tierra manchega. De novillero con picadores tuvo grandes éxitos (en su debut en Sevilla el 22 de junio de 1969 salió por la Puerta del Príncipe con tres orejas). En la misma Maestranza sevillana le dió la alternativa José Fuentes el 1 de abril del 1970, siendo Francisco Ruiz Miguel su testigo, el toro en suerte, de la ganadería de Lisandro Sánchez, se llamaba “Cavasena”, marcado con el número 10 y 497 kilos de peso.


Ya en Madrid le confirmó José Ruiz "Calatraveño" y de testigo actuó Rafael Torres el 16 de abril del 1972 no logrando lucirse con ninguno de los astados. Durante los años comprendidos entre 1973 y 1979 solamente se viste de luces en diecisiete ocasiones.
Poco a poco va desapareciendo, aunque en el 29 de agosto de 1982 vuelve a Las Ventas madrileñas junto a Pedro Benjumea y José Ruiz “Calatraveño” lidiando reses de Eugenio Marín Marcos, tampoco en esta ocasión tiene fortuna, y poco haría ya en campañas posteriores. De este torero queda en el recuerdo los principios en los que actuaba y triunfaba, haciendo pensar en grandes éxitos que luego quedarían frustrados.

Han colaborado: José Vicente Temes Lorenzo y Graciano Jimenez Moreno.

2 comentarios:

  1. Buenas!! acabo de conocer tu blog y lo he enlazado al mío. Creo que los bloggers taurinos tenemos que apoyarnos.

    Si quieres echar un vistazo al mío y enlazarme es: www.terciodevaras.es

    Saludos
    Ignacio Sáez
    @maestrovalencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por comentar. Por supuesto que los taurinos tenemos que unirnos para que el toreo siga siendo nuestra fiesta. Imagino que enlazar te refieres a que salga en la columna de la derecha, donde aparecen los blogs que sigo, si es así, eso está hecho.

      Espero que el blog haya sido de tu agrado, yo voy ahora mismo a visitar el tuyo.

      Saludos

      Eliminar