ACTO HOMENAJE A CHICUELO II EN EL XXV ANIVERSARIO DE SU MUERTE


El día 21 de enero de 1960, fallece en trágico accidente aéreo el nacido en Iniesta, aunque albaceteño de adopción, Don Manuel Jiménez Díaz, conocido en todo el mundo taurino como Chicuelo II.

El periodista de la época, Juan de Aguilar, publicaba días después:
Semanario El Ruedo 28/01/1960
¡Pobre Manolo Jiménez! El, que tantas veces se había enfrentado cara a cara con la muerte, quebrándola con airosos recortes, se había dejado sorprender, indefenso, por una muerte cruel y estúpida, que se vengaba así, cobardemente, de su gallardía. ¡Pobre «Chicuelo II», torerito valiente! Torero de romance incompleto. Corazón de gigante en un cuerpo «chicuelo» y garboso. 
En la Plaza de La Roda, en el año 1947. Toreaban aquella tarde los hermanos Pepe y Ángel Luis Bienvenida y el gitano Rafael Albaicín. El ganado de Dña. Maria Teresa Oliveira. Circunstancialmente yo ejercía por aquel entonces la crítica taurina en el periódico “Albacete”. Por eso fui testigo de excepción. Mediada la corrida saltó al ruedo un espontaneo. Era Manolo Jiménez. El toro, grande, bravo y codicioso, se arrancó al «capitalista» y este se enfrentó gallardamente. Tanto, que Pepe Bienvenida ordenó a sus peones que dejaran torear al muchacho. Y hasta le cedió un capote, con el que Manolo lanceó con valentía y salero. Allí recogió, el que después sería «Chicuelo II», la primera ovación grande de su carrera taurina. 
Llegó su debut en Madrid. ¿Quién no lo recuerda? «Chicuelo II» se jugó el todo por el todo. De manera viril y dramática. Recuerdo que, al terminar la corrida fui a visitarle –todavía impresionado- a la fonda de la calle Jardines, donde se hospedaba. Llevaba yo, fresca aún en la retina, la visión trágica de su cuerpo menudo, zarandeado, volteado una y otra vez por las astas de sus enemigos. Estaba en la cama. Descansando. Tenía los ojos semicerrados y en el rostro un rictus de fatiga y dolor. Le estreché fuerte la mano. Dije tan solo: «Eres un valiente». El aún tuvo arrestos para sonreír agradecido. Y comentó: « Por lo menos no dirán que me «arrugo» ante los toros, ¿verdad?»

¡Pobre Manolo Jiménez! Sus tardes de triunfo y de gloria, de olés y de palmas; su juventud en sazón, su honradez profesional, su hombría de bien, su devoción filial, su bienestar seguro, sus proyectos y sus ilusiones, se han roto bruscamente, se han estrellado contra el duro cemento de una pista de aterrizaje, lejos muy lejos de todo lo que amaba, de todo lo que constituía su vida.

A partir de entonces, en muchas provincias españolas, se celebrarían distintos actos para homenajearlo. Pero es en Albacete donde se le recuerda con regularidad. Muestra de ello son las imágenes que nos ocupan. Vamos a ver el celebrado con motivo del XXV aniversario de su fallecimiento. Distintas personalidades de la ciudad, familiares, toreros y aficionados acuden al mismo, y la cámara de Antonio Mondéjar lo capta de la manera que vemos a continuación.

¡Vaya expectación que ha levantado esta entrada! Poco después de ser publicada, he recibido varios correos de lectores que me dan más datos sobre lo publicado, por lo que edito los publicación para actualizar los datos recibidos, los cuales los pondré en el mismo color que estáis leyendo esto, para que podáis identificar las actualizaciones. Saludos.

Mesa presidencial, compuesta por Pedro Martínez "Pedrés", el poeta ya fallecido José Jorquera Manzanares, el Alcalde de Albacete José Jerez Colino, el presidente del Ateneo Tomás Mancebo, Andrés Fernandez, y un gran aficionado albaceteño Tomás Rodríguez.

Escudo de Vianos
Arriba, Tomás Rodríguez, también conocido como "Tomás el de los sellos", ya que en la calle Salamanca, en Albacete, tenía un local cerca del Obispado, en el que confeccionaba sellos de caucho. Recuerdo haber ido allí en varias ocasiones con mi padre, ya que justo enfrente de este, se encontraba el Club Taurino, del que creo llegó a ser presidente. Me informan además, de que fue directivo, tesorero y presidente de la peña taurina "El Charcazo" en su pueblo natal de Vianos. ¡El pueblo más torero de España! me dice mi colaborador, de hecho es la única localidad que en su escudo tiene un Toro Bravo. Así mismo, este pueblo de apenas 400 habitantes, debido a su afición taurina, acabó construyendo una Plaza de Toros, como dice mi amigo, "con dos cojones muy toreros".

 Sobre estas lineas, el periodista ya habitual en el blog, Oilime junto al maestro Pepe Osuna.

Sentado, el hermano de Chicuelo II, Ángel Jiménez "Chicuelo III"
Sentado, Andrés Fernandez, gran aficionado y empleado de banca. La persona que ocupa el púlpito es Paco Ballesteros, ex-concejal del ayuntamiento de Albacete, abogado, y gran rapsoda.

 Pedro Martínez "Pedrés"

 José Jerez Colino, Alcalde de Albacete entre 1983 y 1991.

 Tomás Mancebo, Presidente del Ateneo de Albacete.

Vicente González, del estanco de la calle del Rosario, casi esquina con Octavio Cuartero. Ricardo Sevilla "Chicuelo de Albacete" y Pedrés. Antonio Valero "Valerito", que fuera compañero de corredurías de "Pedrés" y "Chicuelo II". Ángel Jimenez "Chicuelo III". Marino Piqueras, tío de Pedro Piqueras y gran aficionado taurino y del Albacete Balompié. Ramón Ortiz, gran pintor taurino y no menos aficionado. 

 Chicuelo de Albacete junto al monumento de su tío, situado al lado de la Puerta Grande de la Plaza de Toros de Albacete.

 A la izquierda, Bonifa, que me informan era primo hermano de Chicuelo II, además de trabajar como mozo de picas en la Plaza de Toros de Albacete. Después, Ricardo Sevilla y junto a él, un mozo de espadas muy querido aquí, y que es el de mayor edad de España, Josete. A la derecha Manuel Ricardo Sevilla, padre de Ricardo.

 Esto es curioso. Arriba el cuadro que se realizó con motivo de este XXV aniversario de su fallecimiento, y abajo, fotografía que apareció en El Ruedo el día 28 de enero de 1960.

No hay comentarios:

Publicar un comentario