AQUELLOS AÑOS (6) - ANTONIO POVEDA, NOVILLERO Y NAVAJERO


Entrevista a Antonio Poveda, realizada por el corresponsal de EL RUEDO durante la Feria de Albacete del año 1973. Podemos ver la foto publicada en el semanario, pero Mondéjar hizo más, y aquí aparecen además, las que no se publicaron. Como ves, el título de esta entrada, corresponde al titular que le dieron en el semanario, el cual me ha gustado bastante y por eso no lo cambio.

Dicen que Albacete es tierra de toreros. Y es verdad. Entre novillero que despuntan, que son varios, también tuvimos el gusto de dialogar con Antonio Poveda durante las últimas fiestas de la ciudad en honor a la Virgen de Los Llanos. 

-¿Mi afición al toreo? Pues verá. Es que soy muy amigo de Antonio Rojas. Lo veía entrenar y me contagió. Y probé. Un día sí y otro también acudía con él al campo. La capa y la muleta comenzaron a no tener secretos. Al principio me corregía el «maestro». Luego aconsejaba y ahora me aplaude. Diga, diga en “EL RUEDO” que estoy muy agradecido a Rojas. Es un torero bueno y una excelente persona. 

Tiene Antonio Poveda veintidós años. Es alto y espigado. Sincero cuando habla. Se observa en el mocetón agradecimiento para cuantos le ayudan y cordialidad máxima para todos. 

-Sé que puedo llegar a ser alguien en esto, aunque la temporada, en cuanto a número de corridas de refiere, no vaya bien. Estoy en la «mili». La Patria obliga. Y estoy a gusto con cumplir en el servicio se mi país. Pero, naturalmente me ha restado corridas. Sólo he toreado ocho. 
Dice el torerillo que su toreo es clásico, «rondeño». 

-Practico ese toreo que le gusta al público… 

-¿Rondeño? 
-Sí, toreo largo y hondo, ¡aunque haya nacido en Albacete! 

-¿Aparte de Rojas, a que paisano admiras? 
-A todos. Son diferentes, pero todos tienen cosas que admirar. 
-¿Tratas de imitar a Rojas? 
-No. Nunca segundas partes fueron buenas. 

-¿Con que torero de quedas en tu yo, con Rojas o Paco Camino, que no es de Albacete? 
-Camino es un torero consagrado, Rojas pudiera estar funcionando por todas las plazas de España. Pero… ¡cosas! 

-¿Qué diferencia encontraste al pasar de las novilladas económicas a las picadas? 
-Con caballos ando mejor, me centro más en el toreo, lo purifico más. ¡Estoy deseando enfrentarme al toro verdadero! 

-¿Falta mucho? 
-Falta. Nunca hay que precipitarse en nada. Puedo ser la muerte, la desventura, la desgracia… 
Antonio Poveda, amén de novillero, como buen albaceteño, es cuchillero desde los diez años. Con cierto gracejo comentó al final:
-¡Por eso también mato!
      

No hay comentarios:

Publicar un comentario