SEDAS AZULES Y ALAMARES DE ROJO, EN LAS GALAS TORERAS DE MANUEL MORALES


Si recordáis, hace dos semanas dejamos un carrete a medias, pero el inesperado hecho del fallecimiento de José María Manzanares, hicieron que este se aplazara. Por lo que vamos con esta segunda parte, que como sabéis, está dedicado al tercer festejo de la Feria de Munera de 1968. Una novillada con picadores para Eusebio de la Cruz, Julián García y Manuel Morales que debutaba con picadores. A los dos primeros de la terna, los vimos en la publicación anterior (FERIA TAURINA DE MUNERA, DE BUEN AMBIENTE Y MEJOR SOLERA), así pues, vamos a ver al tercero de la tarde y a contar algo. ¿Os parece…?

En este año, Fornés tenía la intención de comenzar la temporada con un festejo el 23 de mayo, con motivo de la inauguración de unas reformas cometidas en la Plaza de Toros, pero este hubo de ser suspendido a causa del mal tiempo, por lo que se aplazó para el día 13 de junio, manteniéndose el cartel, que estaba compuesto por Eusebio de la Cruz y Juan Antonio Navarro “El Andujano”, que lidiarían cuatro reses de Luis Frías. Para esta novillada estaba anunciado como sobresaliente Dámaso González, aunque en los carteles, por error, se imprimió Dámaso Gómez, un torero madrileño que tomó la alternativa unos quince años antes. Para el albaceteño, esta era la primera ocasión en la que se vestía de luces en la Plaza munerense. 

Las mejoras que se llevaron a cabo estaban destinadas al embellecimiento y adecuación de servicios. Derribar los palcos y construir de otros mejores y más vistosos así como adecuar los corrales para facilitar la exhibición de las reses antes de los festejos.
Arriba: Manuel Morales, Eusebio de la Cruz, Pedro Fornés y Julián García
Abajo: Manuel Morales preparado para iniciar su primer paseillo como novillero con picadores.
Pero hoy nos vamos al 24 de septiembre de 1968 con Manuel Morales, a ver sus fotos, y a leer lo que el prolífico “Reverte” nos contó, con elegante forma, en su columna de La Voz de Albacete.


Sedas azules y alamares de rojo, en las galas toreras de Manuel Morales en su jornada más importante del paso al escalafón superior de la novillería. Por primera vez escoltan a sus hombres en el paseíllo, los caballeros de la pica; en su debut con picadores. Y el trance, de gran responsabilidad, lo supera bajo el signo del éxito. 





Porque si en la brega por las plazas pequeñas, en las becerradas, unas se dan bien y otras no; cuando sale el toro con más trapío, con el aplomo de la sangría de las varas, la lidia llega más templada, en cuanto la bravura ayuda.




Así ocurre con Manuel Morales en la tarde de su presentación con picadores, que se revela como un artista de la muleta, que descubre las calidades estéticas de su toreo de buen son y con personalidad, cuando el toro va y viene a la muleta, pidiendo a cambio, tan solo que el joven diestro se quede quieto y aguante. Y aguanta Manuel Morales, se queda quieto y torea como de salón, con mucho temple, con estilo calando en el público, llegando arriba, arrancando un coro de olés que se quiebra en ovación a cada tanda de naturales.


Redondos, manoletinas, pases por alto y media buena después de un pinchazo. Las dos orejas, con vuelta y saludos. En el sexto todavía se supera, y merecen un sobresaliente –como en su primero- las dobladuras por bajo, mandando. Hasta tres series de naturales, después, con incursiones por el lado derecho, que presenta dificultades. De pitón a rabo, y dos pinchazos con media estocada. La faena ha gustado tanto que el público la premia con los galardones máximos, con dos orejas y el rabo, sacándole a hombros triunfalmente. Buen debut y buenas perspectivas, sise mantiene en esa tónica Manuel Morales.

Su primera faena la brindó al empresario de la plaza, don Pedro Fornés; la segunda a nuestro director, don Antonio Andújar.



Los novillos de don Francisco Gómez Jiménez, de Salamanca, oriundos de la marquesa de Deleitosa, tuvieron una pareja y bonita presentación. Y, como queda dicho, pelearon bravamente.

La novillada pasó en un suspiro. Cuando todo va bien, como ayer en Munera, el espectáculo se abrevia, con lo que ya gana mucho. Otra feria más de Munera; esa feria taurina de buen ambiente y mejor solera.
Reverte

No hay comentarios:

Publicar un comentario