MANUEL AMADOR PASEA SUS TRIUNFOS EN VALENCIA


Bueno, pues después de comenzar el fin un semana un poco problemático, al final se han conseguido (en principio) solucionar los problemas que Don Google había encontrado en este blog, cosa que al parecer ha sido más generalizada de lo que pensaba, pero que ha base de mandar mensajes por todos lados y, la verdad, hacerme algo pesado, el resultado ha sido satisfactorio. Por esto quiero agradecer a los miembros de los foros en los que he consultado, y en especial al foro de ayuda para webmasters de Google, sin cuya ayuda no hubiera sido capaz de solucionar el problema.

Pero ahora es tiempo de fotos, y aquí continuamos al pié del blog para mostrar otro pequeño carrete, pero lleno de intensidad. Esta viene puesta ya que el carrete estaba en pésimas condiciones, pero contenía unas fotos que me apetecía mostrar, y para ello me he entretenido un rato en darles algunos retoques un tanto drásticos y de este modo hacerlas un poco mas "vintage" disimulando un poco el deterioro sufrido por el tiempo.

Las fotos fueron tomadas en la Plaza de Toros de Valencia el 2 de septiembre de 1962, día en el que Manuel Amador actuaba junto a "El Caracol" y "El Cordobés", y en estas se plasma el momento en el que Amador recoge sus trofeos mostrándolos al público valenciano. Entre ellas os pongo lo escrito por "ARPONCILLO" para el semanario "El Ruedo" de aquel cuarto de la tarde. Espero que os gusten a pesar de la calidad. De todos modos al final de la publicación dejo las fotografías originales un poco corregidas por si os apetece verlas.
 Plaza de Toros de Valencia
Domingo 2 de septiembre de 1962
Toros de la ganadería albaceteña de Don Samuel Flores para
Manuel Amador, "El Caracol" y "El Cordobés"

 El cordobés, en la barrera, esperando su segundo toro de la tarde.
Mientras, Amador, recogía sus trofeos y daba dos vueltas al ruedo.
 Al cuarto, el mejor de los que salieron de chiqueros, noble y bravo, lo toreó de forma magnifica con la capa en unas verónicas y en un quite por chicuelinas.
Con la franela, luego de brindar al publico,
le hizo una faena a base de derechazos y naturales al son de la música y entre ovaciones.
Aguantó y expuso mucho en varios pases,
saliendo cogido en uno de ellos y teniendo que retirarse, conmocionado, al estribo.
Volvió ante el toro y siguió toreándolo valiente,
con esa clase suya de toreo serio, señorial.
Entró a matar a volapié y le dejó prendida una estocada de la que dobló sin puntilla.
Dos orejas y dos vueltas al ruedo fue el premio a su labor.

FOTOS ORIGINALES
Si te gustó esta entrada, la puedes comentar o compartir.
Si no te quieres perder próximas publicaciones, suscríbete.
Hasta pronto, con nuevos carretes. (O no tan nuevos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario