LOS REHILETES DE MORENITO DE MARACAY


El carrete de hoy da para mucho, por lo que por no hacer la publicación demasiado extensa lo dividiré en dos. No en vano aparecen dos espadas hasta ahora inéditos en el blog, José Nelo “Morenito de Maracay” y Tomás Campuzano, amén de un tercero, Ruiz Miguel, del que tan solo hemos visto alguna foto en la publicación TRES TOREROS QUE VENCIERON A LA LLUVIA, pero del que no he llegado a contar nada. Por lo tanto, y dejando para la próxima semana a Tomás Campuzano y Ruiz Miguel, me meto de lleno en faena y comienzo…

José Nelo Almidiciana, bautizado taurinamente como “Morenito de Maracay” es un maestro venezolano nacido el 23 de agosto de 1955.

Después de debutar como novillero en el año 1971 en Venezuela y transcurrir varios años en este escalafón, en 1974 se viste de luces para afrontar su primera novillada picada, destacando considerablemente. Es entonces cuando decide venir a España, corría el año 1976, para formar parte de la cuadrilla de Rafael Ponzo Lobo, también venezolano. Con ganas de triunfar en el mundo taurino, comienza de nuevo como novillero en Ontur (Albacete) el día de San José de 1977.

En la primavera del año siguiente (1978), se presenta en Las Ventas junto a José Castilla y Pedro Mariscal dejando al público madrileño con un agradable sabor de boca, gracias a esto, durante todo este año llegaría a aparecer en los carteles un total de 34 veces antes de tomar la alternativa.

Llegado el 24 de septiembre de 1978, es momento del doctorado, el cual recibe en la Plaza de Toros de Barcelona de manos de Dámaso González, que sería su padrino, junto con el rejoneador Álvaro Domecq y el alicantino José Mari Manzanares que harían las veces de testigos.

En 1981, concretamente el día 31 de mayo, vuelve a Las Ventas, pero en esta ocasión dispuesto a confirmar su maestría en la tauromaquia. Para esta ocasión participó como padrino el espada Luis Francisco Esplá, siendo el francés Christian Montcouquiol el que haría las veces de testigo.

Maracay participa en un gran número de festejos por todas las ferias de España, participando mayoritariamente en los carteles junto a espadas destacados en banderillas, suerte en la que este destacaría. No en vano destacaba su clase y valentía en este apartado de la lidia. Punto fuerte y que despertaba el entusiasmo de quienes lo seguían, era colocar las banderillas al quiebro, siendo uno de los más destacados de la época. Así mismo era hábil con el capote, que manejaba con garbo y tesón, sin embargo tenía sus puntos más débiles en la muleta y el acero.

A medida que en los carteles perdían fuerza las corridas con espadas que manejaban los rehiletes, José Nelo fue perdiendo popularidad, por lo que ante la falta de contratos decidió volver a su Venezuela natal, en donde hasta el año 2009 constan participaciones suyas, concretamente en un Festival en San Cristóbal la noche del 23 de enero.

LAS FOTOS
Las imágenes corresponden a la Feria de Albacete del año 1987, concretamente son del día 13 de septiembre. Para este día en el cartel estaba anunciado Joaquín de Faura, el cual estaba herido por un percance días antes, por lo que fue sustituido por "Maracay" al haber cortado un "orejita" en su primera tarde.
En la foto superior derecha aparece el Toro marcado con el número 13, como el resto, de la ganadería de Murteira Grave, de Portugal. Me fijo en este, al ser el ganador ese año del Trofeo Molino de la Bravura. Como bien me indica Josico, era el día 13, Toro marcado con el número 13, evidentemente "Maracay" no era supersticioso... 
En estas puedes apreciar el arte que derramaba José Nelo en el tercio de rehiletes. Me fijo especialmente en la foto inferior, al ver la distancia casi ausente que hay entre los pitones del toro y la chaquetilla del espada.


Una curiosidad que me apunta, como no podía ser de otra manera, mi gran amigo y colaborador Josico, es que en la historia de la Plaza de Toros de Albacete, el venezolano es uno de los dos únicos matadores negros que han pisado su arena. El otro espada fue el peruano Rafael Santa Cruz, que estuvo en un cartel por los años 50.



En esta corrida, José Nelo resultaría herido de un puntazo con pronostico leve, con todo, acabaría la tarde con vuelta al ruedo en su primero y una oreja con el que cerró Plaza, siendo lo mas destacado de la tarde el ganado lidiado.
¿Has visto alguna corrida de Maracay? ¿Es cierto que era un virtuoso de las banderillas?
Con esto termino por hoy, pero te recuerdo que la semana que viene publico el resto de las fotos de esta tarde, con Ruiz Miguel y Tomás Campuzano. Hasta entonces, gracias por estar ahí y un saludo.
______________________________________________________
Gracias por opinar sobre esta publicación.
Tu colaboración es fundamental para continuar con este trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario