LA TEMPORADA DE “LOS GUERRILLEROS” 2, PALOMO LINARES


Como recordarás de la semana pasada, estamos repasando la temporada de "LOS GUERRILLEROS" Siguiendo donde nos habíamos quedado, hoy muestro el resto del artículo escrito por Jesús Sotos y las fotos de Sebastián Palomo Linares realizadas por Mondéjar. La cosa continúa así en el semanario El ruedo:
Si ellos están unidos, lógicamente es que nos unamos nosotros también, comentaron los empresarios, y se pusieron a trabajar al margen de la «ley» de los grandes llamados «rebeldes» […] Se enconaron los asuntos, y lo que en principio pudo ser un juego de fácil solución, se colocó en un plano de atracción pública con todos a la defensiva. Aquí fue Troya, pensó el aficionado sensato y rio cuanto quiso al recibir las declaraciones de ambos bandos.

DOS FRENTES CON «VERDAD»
La verdad es que los dos frentes «llevaban razón» en cuanto decían. Y la afición sensata, comentaron: «¿Y no era más factible una paz «honrosa», puesto que las dos posiciones llevan razón?» Pero la paz ya no era posible.[…] se ideó por los toreros una solución para acudir a las grandes capitales vetadas por los empresarios: una plaza portátil «Y el cartel que tenga más fuerza, que se lleve a la afición» (lógicamente los empresarios se negaron a ello aduciendo derechos «profesionales», a lo que los toreros argumentaron con los derechos «competitivos», ambos en razón)[…]

A partir de ese momento, el enconamiento general subió aún más, dado que las fronteras que conducen a la afición se dividían… Las dos partes, ¡otra vez!, en boca de todos. Y una verdad: ¿se pensaba en el público?

[…]Mientras, las corridas sueltas de los «guerrilleros» finalizaban el papel, salvo en casos contados, a pesar del menor aforo que las grandes, pero en las últimas faltaba el hombre o los hombres del «tirón».

NO HABRÁ «ARREGLO» EN 1969
Y así, con la Fiesta dividida, transcurre la temporada y cada vez que de buena fe preguntamos al empresario «grande» o al torero «guerrillero» no variaba la contestación: «No hay arreglo; no podemos ya llegar a ningún acuerdo…»[…] L a situación se agrava día a día, puesto que los «rebeldes» iban ganando toreros adictos, varios, todos los que, excluida la baraja de figuras, no eran atendidos en sus apetencias por los «grandes»…

Pero de la noche a la mañana, «parece que va a haber arreglo.» Se habló de posible paz. Pero inmediatamente, ambas partes volvieron a su antigua posición: «No puede haber arreglo posible».

POSICIONES DE «GRANDES» Y «REBELDES»
Unos y otros luchan sin pensar en lo esencial de la Fiesta: la afición. Lo hacen entre sí, por ver quien pisa a quien. La batalla es dura, y, desde luego, así continuará hasta que la temporada 1969 claudique.

-No estoy dispuesto a aceptar paz si no marcamos nosotros las condiciones. Antes de claudicar, me arruino- ha dicho Manuel Benítez sobre el caso.

Las condiciones están bien claras: -Contratación individual entre toreros y plazas. Y, desde luego, no tomar represalias con ningún matador «rebelde»[…] "Los empresarios no pueden ser toreros; los toreros sí podemos ser empresarios"

Los representantes del monopolio, los empresarios «grandes», se preparan ente el posible «pisotón» de plazas importantes y tomas posiciones al respecto tras la amenaza.

¡VENGA LA PAZ EN 1970!
[…]Querer es poder. Pelillos a la mar, y, en fuerte unión y condiciones factibles, que se acuerden todos de la afición, que ésa sí que, sin egoísmos ni rencillas personales, son el sostén de la FIESTA, con mayúscula.

Vamos, pues, a mirar desde ese ángulo a la Fiesta de los toros. Olvidemos quién fue el culpable o los culpables de lo acontecido. Volvamos a construir sin doble fondo el edificio de la Fiesta. Todo, a partir de 1970. O si ustedes quieren, ahora mismo. Es lo mejor si pensamos en eso, en la AFICIÓN.
Jesús SOTOS, para El Ruedo.
Septiembre, 1969

Si quieres ver el texto completo, pincha en la imagen de la derecha.

EL CARRETE DE HOY
Visto ya como estaba la cosa entre ambos «bandos», ahora toca saber cómo se le dio este 28 de agosto de 1969 al tercer espada. Sebastián Palomo «Linares». Estuvo magnífico con la muleta en sus dos "toritos", comenta el reportero G. A. para El Ruedo. Lástima que el poco trapío de las reses no acompañara con la indispensable emoción. Series de redondos largos y mandones, de pecho y por bajo. Salió a estocada por toro y consiguió las dos orejas y el rabo de cada uno de ellos, saliendo finalmente a hombros.

LAS FOTOS




2 comentarios:

  1. Tengo el cartel de ese dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Es una lástima que no hayas puesto tus datos, pero si te pasas de nuevo por aquí, podrías compartir el cartel con todos nosotros.
      Gracias.

      Eliminar