20º ANIVERSARIO DEL FALLECIMIENTO DE ANTONIO MONDÉJAR


ESPERO QUE ESTA CARTA LLEGUE AL DESTINO
Montaje propio. Cabecera de La Tribuna
y noticia de la redacción.
20 años han pasado ya desde que te fuiste, y en este tiempo no ha habido un solo día en el que no te haya recordado. Y la aventura en la que ahora estoy metido, todavía hace que tu recuerdo esté siempre presente. ¡Cuánto os echo de menos a ti y a mamá! Me enseñasteis a valorar todo cuanto tengo, y así lo hago, pero nunca aprendí a hacerme a la idea, de que tarde o temprano, no os volvería a ver más.

A pesar de todo, papá, mostrar tu trabajo a todo el mundo me hace estar cerca de ti y ser cómplice de tus peripecias, viajes y de lo complicado que tuvo que ser todo, cuando hace ya más de 60 años, decidiste hacer de tu afición una forma de expresión, una forma de amar la tauromaquia y la fotografía.

¡Que distintos aquellos años de los de ahora! Recuerdo como tenías tus carretes precintados y almacenados en un cajón oscuro, esperando que llegase el momento de cargarlos en tu máquina, -¿recuerdas la YASHICA y el varetazo que le metió el toro?- y prepararlo todo en la mochila para partir allá donde hubiese una corrida de toros cercana, montándote en el coche de los toreros, en la vespa de "El Gary" o en el sidecar de Donate, si la corrida era fuera, o acudiendo a la cita pre-festejo, como bien recordaba Jose Luis Parreño, en el bar "Las Vegas" tomando un café y encendiéndote tu "caliqueño" traído desde Valencia, cuando la corrida era en casa. Cierro los ojos y me parece oler el aroma tan característico de aquellos puros. Hoy en día, la fotografía ha cambiado mucho, ya no hay que esperar a llegar a casa, encerrarte en el cuarto oscuro (veces que hacia la cocina con trapos en ventanas y puertas), preparar los líquidos, y empezar a revelar para ver el resultado. Ahora puedes verlo en la misma cámara al instante, tampoco estás limitado en el número de imágenes a tomar ni tienes que llevar el bolsillo de la chaqueta cargado de carretes (para que no me falten, decías) actualmente es todo más sencillo. Tampoco tendríamos que ir a la estación de RENFE a las tantas, para que las fotos llegasen a Madrid a tiempo para publicarse en el periódico correspondiente. ¡Ojala y estuvieses a mi lado! seguro que hubiésemos formado un buen equipo. No en vano, estoy intentando aprender a ser tan bueno como tú con la cámara… ¡quizás algún día lo consiga!
En las fotos superiores, un servidor hace muchos años. ¡Que cara de susto con el capote! 

Por desgracia, y como consecuencia de la vida, últimamente han fallecido bastantes conocidos y amigos tuyos, de los que seguro ahora, allá en el cielo, estarás disfrutando tanto como aquí se les echa de menos. Hace unos días, hablando con Ángel Rafael, me comentaba que ahora su padre, también fallecido recientemente, seguro que estaría contigo "echando unas cartas" puesto que a los dos os encantaba, especialmente el "subastao". Me emocioné mucho al oírlo hablar de vosotros y de vuestra amistad, y pensé que ahora que estáis juntos, podréis continuar con esa que os fue truncada cuando te fuiste. 
Mis visitas a la plaza junto a mi padre. 

Hay una cosa de la que estoy convencido, y es que tus amigos te apreciaban, de hecho, todavía te recuerdan. Muestra de ello son las conversaciones que en alguna ocasión tengo con amigos tuyos que estoy conociendo. Uno de los últimos ha sido Manuel Podio, ya que coincidimos en el callejón sentado juntos en el mismo burladero, aquella tarde no creo que la pueda olvidar nunca. Al verlo, me presenté, lo cual le produjo una grata sorpresa, a tenor de la cara que puso. Me comentó que fuisteis buenos amigos y me contó alguna que otra anécdota, entre otras la de una vez que el toro amenazaba a un banderillero con alcanzarlo antes de que este llegase a la barrera, y para evitarlo alguien dio unos golpes en la barrera para distraer al astado, con lo que el toro salió derecho hacia él, saltando la barrera justo en el lugar donde estabais vosotros colocados. El susto que os llevasteis todos, al parecer, fue monumental, no encontrando ninguno de vosotros lugar donde esconderos. Al contármelo, recordé el varetazo citado antes de la "Yashica" en el objetivo que la produjo un toro saltando la barrera, por lo que asocié la anécdota de Podio con este hecho. También me comentó, que el lugar que tienen los fotógrafos en la actualidad reservado en el callejón, se consiguió gracias a las continuas quejas que tanto él como tú, le hicisteis al Alcalde de entonces, alegando que los reporteros gráficos necesitabais un lugar para hacer vuestro trabajo, y que al final conseguisteis. Y lo que más me emocionó, y me sigue emocionando cada vez que lo recuerdo, es que el lugar que iba a ocupar yo aquella tarde, era la que tantas veces habías ocupado tú, junto a Donate, Jose Luis y él, ¡no me lo puedo creer!, después de tantos años…, por una tarde ocupé tu sitio, no puedo describir las sensaciones que tuve durante toda la tarde, pero te puedo asegurar una cosa, esa tarde te tuve cerca, muy cerca. 
A la izquierda mi abuelo con mi hermano Antonio, y a la derecha conmigo.

Pronto hará también tres años de la marcha de "mi Chon" (como yo solía llamar cariñosamente a mi madre), y espero que ahora que estáis juntos de nuevo, hagáis todas esas cosas que se os quedaron pendientes por tu pronta partida. Cuídala mucho, ya sabes que ella siempre ha estado algo fastidiada de salud, aunque estoy convencido de que ahora, a tu lado, todo será distinto. Al igual que yo, Pedro y Toño, también os echan de menos, y como no, vuestras nueras y nietos. Os queremos. 
Mis padres... ¡Que jóvenes y guapos! 

El fin de estas letras, son solo una forma de decir que os recuerdo constantemente, y en especial en este triste 20º aniversario de la partida de papá, que hoy 23 de junio de 2015, se cumple, y espero que lo poco que hice en vida con y para vosotros, haya servido para que estéis satisfechos, tanto como el orgullo que siento de haber tenido unos padres como vosotros, y si alguna vez os defraudé, lo siento. OS QUIERO.
José María Mondéjar Martínez

MI PEQUEÑO ÁLBUM DE RECUERDOS
Pues aquí estoy, con 6 meses en brazos de mi madre.

Mi hermano Pedro, yo y mi hermano Antonio.

Mi primer cumpleaños, ¡Vaya pelos se me pusieron!

De nuevo con mis hermanos.

¡Que queréis!, antes no había consolas ni historias, había que matar el rato de alguna forma, ¿no?


Esta foto, junto a mi padre en la Fiesta del Árbol, puedo pasar horas viéndola.

¡Iniesta de mi vida! (Camacho), conmigo en el Carlos Belmonte. Por entonces creo que estaba convaleciente de la lesión que le impediría seguir siendo jugador de fútbol.

En la Plaza del Altozano. ¡Esas gafas de culo vaso que me pusieron!
Luego me las cambiaron, al parecer por un error en la óptica.

Pude haber tenido otra familia, pero tuve suerte.

No es porque sea yo, pero...

Foto de Moratalla Barba a mi padre en faena.

Un paseo por el campo y la cámara al cuello. ¡Le encantaba!

Mi mujer y yo en la Plaza de toros de Albacete. Feria de 1993 y recién casados.
Mi padre se encargó de que esta imagen apareciera en la revista El Mundo de los Toros (MT).

Mi madre con la Torre del Oro al fondo en un viaje a Sevilla que hizo junto a mi padre para ver a Manuel Caballero en la Maestranza.

Amante de su familia, de los toros, de las fotos, del Albacete Balompié, de los puros Caliqueños...
Han pasado 20 años, y sigo pensando que te voy a volver a ver.
Han pasado 20 años, y te recuerdo como si fuera ayer.
Han pasado 20 años, y no te dejo de querer.

2 comentarios:

  1. las 02:15 de la madruga y aki me tienes emociona llorando a moco tendio jaja, muy bonico todo, se k estan juntos y bien, ya te contare xk lo se si me deja mi padre jaja. un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya me contarás, ya!
      Yo también estoy convencido de que están juntos y bien.
      Un besazo, wapa.

      Eliminar