MARIBEL ATIÉNZAR “MI MAYOR TRIUNFO, SER TORERA”


Maribel Atiénzar, una mujer encantadora, que con solo verle la cara ya se intuye que es buena gente.
Amable y cariñosa, ya lo digo yo, después de haber hablado en alguna ocasión con ella por teléfono. Una de las veces que hablé ella, le comenté la posibilidad de que contase algo de su historia para el blog, y acompañarla con algunas fotos de las que le hizo mi padre. Las respuesta fue contundente, ¡por supuesto José Mª! De lo que me ha mandado, ¡que no es poco!, ahora os muestro una parte, dejando otra para la semana que viene. Y es que Maribel, ¡es mucha Maribel! Dándole desde aquí beso bien fuerte y agradecido por su colaboración, os dejo con esta primera parte, que espero que os guste tanto como a mí.

El correo que me mandó, comenzaba así:
Hola José Mª.
Disculpa por todo este tiempo que no he podido mandarte noticias de tu torera, que espero me tengas todavía en 1ª línea. Te mando un resumen de la niña torera con la coleta que me llegaba hasta la cintura y que siempre dije que mi pelo me daba la fuerza a como Sansón ji ji ji. José Mª espero que te guste.
Por supuesto que me gusta Maribel. Continúo con lo que ella comenta...

Nací en Albacete el 20 de Septiembre de 1959 a las 6:00 h. de la tarde ¡casi ná! más de medio siglo vivido y una hora que anunciaba mi destino de vestirme de luces y hacer el paseíllo en las plazas de toros del mundo entero, ni mis padres se imaginaban el escándalo que su hija iba a formar en el mundo de los machistas, tener que aceptar a una mujer vestida de luces y dando pases a los toros como cualquier torero.

Al principio mis únicas armas para convencer a mis compañeros con los que alternaba, apoderados, empresarios y periodistas era dar muchos pases, jalear al público para poder llegar a tocar sus corazones y cortar las orejas y rabos de los toros. 

A pesar de mi entusiasmo y pasión las dificultades las seguía encontrando en mi camino, mi determinación no era solamente para convencer a los hombres de esta profesión de que una mujer podía torear, era también para convencer a las mujeres, porque muchas de ellas no aceptaban que otra estuviera entre hombres: lo veían como una vergüenza, sobre todo en aquella época, en el año 1975 todavía con la dictadura en nuestro país y las mentalidades muy cerradas.
Hay que partir de la base de que el toro no entiende de sexos y que no pide carnet de identidad a quien se pone delante de él. Torear es difícil para todos, es un oficio tal vez de los más difíciles que hay en el mundo, porque no solo hay que lidiar con los toros en los ruedos sino también a los que nos rodean.

A base de mucho entrenamiento, coraje, valor y decisión logré mi propósito de hacerme un nombre dentro de la tauromaquia demostrando que no hay barreras cuando la voluntad es indomable.
Mi mayor triunfo es haberle dado vida a mi sueño de ser torera, rompiendo esquemas en unas mentalidades machistas y tradicionalistas y, desde luego, saber que he ganado con mi esfuerzo la admiración y el respeto de mucha gente fuera y dentro del mundo de los toros, porque lo más difícil en la vida no solamente es luchar por una pasión o por una causa logrando una meta, sino pasar a la historia y ser recordada con los años, en las distintas generaciones de un país.
La vida me ha otorgado las dos orejas y el rabo, abriéndome la puerta grande de mi ciudad Albacete y mi país, España, hacia la historia de ellas. Dos nombres cuya imagen representé con orgullo en el mundo entero como mujer en los ruedos.

Las toreras que más formábamos cartel juntas eran: Alicia Tomás, Rosarito de Colombia, Mari Fortés, Carmen Murcia, Mari Cruz, Lola Maya y la Algabeña, aunque hubieron muchas chicas más en la exclusiva.
En los medios de comunicación hubo opiniones de todo tipo, quiero decir: serios y con respeto hacia nosotras y otros burlones y con guasa, desmereciendo los esfuerzos de vestirse de corto y ponerse delante de un novillo, no muy ético ¿verdad? cuando ninguno de ellos realmente eran incapaces de tener el valor de ponerse delante de una becerrita. Pues todas las toreras que estuvimos con Paco Rodríguez logramos llenar las plazas y los empresarios sus bolsillos y a muchos ganaderos tuvieron la oportunidad de doblar las ventas de sus novilladas, para lidiarlas en plazas de todas las categorías y remato con los subalternos y mozos de espadas, que con sus sueldos que ganaban con todas nosotras podían alimentar y sacar a sus familias adelante. 

Como ustedes verán todas nosotras hemos tenido un inmenso mérito y si bien por una razón u otra no han llegado a saborear el triunfo y ser figura del toreo como yo, en este grupo de mujeres toreras, con su ilusión, valor y coraje todas ellas han hecho un más que digno papel en la Historia de la fiesta de los toros.

Pretendo además que esta intervención mía hoy aquí sirva de reconocimiento, respeto y consideración a todas las mujeres que lo intentaron, lo intentan y lo intentarán porque los motivos que empujan a una mujer a ser torero son exactamente los mismos que influyen en el hombre.

Las fotos de esta publicación, corresponden a la Novillada Picada que se montó en Albacete el 23 de septiembre de 1978. Un mano a mano junto a Manuel Pastor "El Tarta" colocándose el cartel de "No hay billetes" y cuya publicación puedes recordar en este mismo blog pinchando en el siguiente título: "LA BELLA Y EL ESPONTÁNEO"

FOTOS QUE MANDA MARIBEL
A la izquierda, el cartel que tantas veces pondría a lo largo de su carrera.
A la derecha, su cosecha taurina en España y América.

“Canturron” es el nombre del Novillo con el que debutó con Picadores.
Era un 9 de abril de 1977, y lo vemos a la izquierda.
Al otro lado, una composición que le hizo mi padre a Maribel.
Según me cuenta, le dijo: “Mondéjar, quiero que me hagas una foto como yo de grande”
Medidas del cuadro: 115 x 145 cm. No están mal para 1979.

2 comentarios:

  1. Me encantan estas historias de la vida y personajes de nuestro Albacete y esas fantasticas fotos que nos llevan a otra época, muy buen blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juan. Te invito a que nos sigas, realmente hay algunas historias muy originales y curiosas.
      Saludos.

      Eliminar