UN EMPRESARIO CON UN PAR
Y FOTOS DE GABRIEL MOLINA CORTANDO UNA PATA


Hace ahora 100 años desde que la siguiente historia ocurriera en Albacete, precisamente para las fiestas del año 1915. Para entonces la Feria Taurina constaba de tan solo 3 festejos, de los que en principio se encargaría de gestionar el señor Calvo por acuerdo con el Ayuntamiento, cosa que al final no fue así. De lo ocurrido entonces la revista Palmas y Pitos publicaba lo que a continuación os muestro.
En la web http://feriadealbacetecentenario.es/, he encontrado estas hojas pertenecientes al programa de la Feria de Albacete de 1915, así como el cartel de dicho año.

LAS DE FERIA DE ALBACETE
Un paquete de Pineda

Bajo este título publica nuestro querido colega El Duende Taurino, de Valencia, lo siguiente:

Fuente: Wikipedia.
Cocherito de Bilbao hacia 1913.
«Público es en Valencia que el empresario señor Calvo se ha quedado en arriendo la plaza de toros de Albacete, y al presentar su programa al referido Ayuntamiento, se comprometió a celebrar tres corridas de toros, toreando en dos Vicente Pastor, en otras dos Belmonte, en una Cocherito y en otra Joselito.

Fuente: Wikipedia. Vicente Pastor.
El Ayuntamiento en cambio, le daría al señor Calvo como subvención 11.000 pesetas, cantidad que no es muy importante teniendo en cuenta la poca cabida de la plaza y la inseguridad del tiempo en Septiembre mes en que se verifican en Albacete las corridas anualmente. 

Firmado el compromiso, el señor Calvo comenzó sus gestiones, adquirió los toros y contrató a Pastor, Belmonte y Cocherito, sin que estos diestros exigieran más que el dinero que acostumbran a cobrar. 

Fuente: Wikipedia. Belmonte (a la derecha) posa junto a Joselito «El Gallo» en la Plaza de Murcia en abril de 1920.
Dirigióse el señor Calvo a don Manuel Pineda, apoderado de Joselito, y dicho señor le exigió para enviarle los contratos, que antes le comprara una corrida de Moreno Santamaría, de cuya ganadería es según se dice administrador, y que pagara por aquélla 9.000 pesetas, cantidad escandalosa verdaderamente por tratarse de una vacada de poco cartel, mansa y cuyas corridas siempre han sido pagadas todo lo más a 7.000 pesetas, y esto recomendándolas hace años el espada Antonio Fuentes, del cual fue también apoderado Pineda. 

El señor Calvo conferenció telefónicamente con don Manolito, como le llaman sus deudos y escasos amigos que tiene, pero todo fue inútil, pues el peor enemigo de todas las empresas le insistió al señor Calvo en que si no compraba la corrida de Moreno Santamaría por 9.000 pesetas no torearía Joselito en Albacete, y el señor Calvo le contestó en pocas palabras que no admitía tan cínico paquete, y que por lo tanto podía ir a paseo él y sus toros, arranque enérgico que de imitar otras muchas empresas, la soberbia y el orgullo del más soberbio y orgulloso de los apoderados se transformaría en mansedumbre. 

Como era condición imprescindible del Ayuntamiento de Albacete que Joselito había de figurar en el cartel, el señor Calvo telefoneó al Alcalde y a los ganaderos y matadores, notificándoles que renunciaba a dar las corridas. 

Fuente: Wikipedia.
Joselito fotografiado por
Diego Calvache.
Y he a aquí por qué a causa de una escandalosa imposición del descarado Pineda, su poderdante Joselito pierde una corrida que no puede torear en ninguna otra parte, y de paso se perjudica a toda una ciudad y a tres matadores más que nada tienen que ver con Pineda y con sus imposiciones inaguantables. 

Hacemos público este hecho para vergüenza de don Manolito, rogamos a todos nuestros queridos colegas de provincias que lo reproduzcan para que sepan cómo las gasta don Manolito, y como perjudica a Maravilla. 

Si la gran prensa hiciera público estos abusos, y si muchas empresas imitaran a las de Bilbao, Málaga, Badajoz y otras y al señor Calvo ¡cuánto ganaría la pureza de la fiesta nacional! 

Y si no, recuerden, la famosa corrida del día de San Pedro en Valencia con toros de Moreno Santamaría, impuesta también por don Manolito. 

Por cierto que hay que hacer constar otro hecho. La de Valencia costó 8.000 pesetas y por la de Albacete pide 9.000». 

UNO QUE DEJA DE SER GALLISTA. 
Fuente: Revista Palmas y Pitos, agosto de 1915.

Ahora es el turno de poner unas fotos de las nuestras. En esta ocasión de la Plaza de Toros de Casas Ibañez, municipio perteneciente, junto a otros 23, a la comarca La Manchuela y situada a unos 52 Km. de la provincia, Albacete. Estamos en el año 1958, vamos con ellas...

El novillero que estamos viendo es conocido por Gabriel Molina,
que fuera hijo del crítico taurino local Antonio Molina "Don Tono"
 Desde muy joven, Gabriel, hizo concebir muchas esperanzas
como torero a los aficionados.
 A pesar de actuar sin picadores en multitud de ocasiones
por toda España, inexplicablemente desapareció del mundo taurino.
 Terminada su faceta taurina, se preparó las oposiciones a Correos,
donde a trabajado hasta su jubilación.
 El joven Gabriel Molina posando junto a aficionados ibañeses.
Esta sería una tarde espectacular, tanto para los aficionado que acudieron a la Plaza, como para los novilleros, y en especial para Gabriel, que como podemos ver en las fotos cortaría una pata.
La pata es un trofeo que pasó de moda a finales de los años 60. Hasta entonces cortar a un toro los máximos trofeos, eran las dos orejas, el rabo y la pata.
Feliz semana a todos.

1 comentario:

  1. Gabriel Molina era hijo de Juan Molina "Don Cándido". "Don Tono" era su tío.

    ResponderEliminar