EL REGLAMENTO TAURINO EN ALBACETE, ¡A RAJATABLA! (2ª Parte)


ORDOÑEZ Y MIGUELÍN A LOS CALABOZOS. ERNEST HEMINGWAY NO VINO A ALBACETE Y LA EMBAJADA FRANCESA PIDE COMPRESIÓN AL GOBERNADOR CIVIL.

Continuamos con lo ocurrido en la 2ª de feria de 1959, corrida que tuvo que ser suspendida a causa de la falta de picadores, y de como se fueron sucediendo los hechos, relatados por la gran pluma de Reverte. Sabiendo donde nos encontramos, hoy acompaño el relato con unas fotos que aparecieron en el mismo semanario y que fueron tomadas por el fotógrafo Saiz, quien además de ser un gran profesional, también era buen amigo de mi padre. Procedemos pues...

Fuente: Semanario El Ruedo, 17 de septiembre de 1959.
MEDIDAS DE LA AUTORIDAD
Al saberse con certeza que existía un plan de plante por los picadores -que en Madrid, al conocer los hechos, gestionaron una reunión sindical urgente, ara tomas medidas de solidaridad con sus compañeros, según nuestras noticias- la autoridad gubernativa adoptó medidas de prevención visitando a «Chicuelo II», al día siguiente había de actuar. Manuel Jiménez dijo que en Albacete, su tierra no podía dejar de torear y que respondía de sus picadores. La autoridad tomó medidas para que no pudiera ser coaccionado, y otro tanto con respecto a Curro Girón, que se alojaba el mismo hotel de Jaime Ostos

El día 12 -tercera de feria- hubo fuerte marejada entre los integrantes de cuadrillas y rectores de los diestros. El Gran Hotel, cuartel general de la torería de Albacete, denotaba bullicio especial. Los picadores discutían acaloradamente. Sánchez Mejías, Los «Dominguín» y algún otro, esperaban. Ordóñez y «Miguelín» permanecían todavía en el calabozo. Se rumoreaba que no habría corrida, que los picadores iban a negarse a actuar. 

En el apartado y sorteo de los toros, los piqueros de «Chicuelo» dijeron que solo picarían los toros de Manuel Jiménez. Curro Girón recibía .presiones. El venezolano lloró a lágrima viva ante el dilema que se le planteaba: «Si toreo -dijo- me voy a ganar la contra de ellos, y si no toreo voy a la cárcel; quizá fuera, en España, inhabilitado.» Un agente de policía montó servicio a la puerta de cada habitación, de Ostos y de Girón, para evitar violencias.
Se acercaba la hora de la corrida. Cinco minutos antes salió Girón, escoltado por un coche de la autoridad. Casi al mismo tiempo salió Jaime Ostos. Sonó la hora, formaron las cuadrillas, y entre ambos hubo frases fuertes. 
  • ¿Qué ha dicho usted?- preguntó un agente. 
  • Nada, nada; es un malentendido -atajó habilidoso un subalterno, liquidando el roce. 
Jaime Ostos y Curro Girón hablaban entre dientes, se decían cosas, cuando el clarín anunció el paseíllo. Después de saludar a la presidencia, en el pequeño lio del cambio de la seda por el percal, subalternos y espadas se dijeron alguna frase dura. El público pudo apreciarlo, pero la proximidad de los agentes impidió que la cosa llegara a mayores proporciones. Se celebró la corrida, que fue un éxito para «Chicuelo II», Jaime Ostos y Curro Girón, que estuvieron superiores, ¡Qué pena que pasen estas cosas entre bastidores! La afición los aplaudió mucho, hubo orejas, sonrisas.

ORDOÑEZ Y MIGUELÍN EN LIBERTAD
A las seis menos cuarto del día 11 ingresaron en los calabozos Antonio Ordoñez y «Miguelín». A las cinco y cuarto del 12 –veintitrés horas cuarenta y cinco minutos más tarde-, cuando ya había salido el primer toro de la tercera de feria, los diestros eran puestos en libertad. En un coche oficial y otro de toreros fueron acompañados hasta el límite de la provincia.

En la Plaza, mientras, se daba lectura al telegrama del director general de Seguridad, confirmando y ampliando las sanciones impuestas por el gobernador civil de Albacete, que fueron acogidas con muchos aplausos.

DESPUÉS DE LA CORRIDA
Eran casi las ocho de la tarde cuando en el «hall» del Gran Hotel, inesperadamente, el personal del establecimiento se vio sorprendido por dos hombres que reñían violentamente. Un miembro de la cuadrilla dé Curro Girón agredió con un objeto duro, envuelto en un jersey verde, a Fernando Ostos, hermano del matador, que empezó a sangrar por la cabeza. Otros toreros, entre ellos el mismo Jaime Ostos, se enzarzaron, aunque sin mayores consecuencias, pues la autoridad y personal del hotel intervinieron rápidamente. La diatriba iniciada en la Plaza había continuado en cuanto tuvieron oportunidad. Resultado; En el libro-registro de la Casa de Socorro, inscrita con el número 1.474, figura la siguiente nota: «A las 20,10 horas se presta asistencia a Femando Ostos Carmona, natural de Écija y accidentalmente en ésta. Presenta: herida incisa en la región parietal izquierda, lesión producida por agresión, según manifiesta. Se da parte al Sr. Juez Municipal.» 

NO VINO ERNEST HEMINGWAY 
En Albacete se comenta mucho que Ernest Hemingway, que, como es sabido, sigue a Antonio Ordóñez a todas las Plazas en que actúa, no viniera a Albacete, precisamente un día de tantas consecuencias. Hemingway estuvo en las corridas de Murcia, de donde marchó a Ronda, y desde allí, ante un ajetreo tan intenso, decidió ir directamente a Salamanca, para, esperar a su torero, saltándose en la ruta Albacete. Si es cierto que «Life» le ha encargado un gran reportaje de la temporada de Ordóñez, el ilustre Premio Nobel se ha perdido un capítulo interesante, que pudo ser el epílogo.

UN TELEGRAMA DE LA EMBAJADA FRANCESA 
En el Gobierno Civil de Albacete se recibió de la Embajada de Francia el siguiente mensaje, fechado el día 12, a las 14.30:

«Embajada de Francia. -El Prefecto de la Haute Garonne ha rogado Embajada Francia intervenga acerca V. E. para que Antonio Ordóñez pueda cumplir con su compromiso mañana 13 septiembre en la Plaza de Toulouse, donde su ausencia provocaría enorme decepción a sus numerosos admiradores. Le agradezco todo cuanto pueda hacer y todo gesto de comprensión hacia los aficionados franceses. Embajada de Francia.» 

El gobernador civil de Albacete, don Santiago Guillén Moreno, contestó con el siguiente telegrama: «Recibida su comunicación en nombre del embajador de Francia sobre la situación de Antonio Ordóñez, comunícóle que esa misma fecha. 17,15, fue puesto en libertad.» 

FELICITACIONES DE TODA ESPAÑA 
En el Gobierno Civil de Albacete se reciben numerosos testimonios de satisfacción por parte de muchos aficionados y entidades de toda España. Entre los telegramas que hemos visto -casi todos en idénticos términos, expresándoles su parabién por la enérgica medida adoptada en defensa de los intereses de la Fiesta- figuran los de don Pedro Balañá , empresario de Barcelona y otros cosos; Sociedad la Penilla, de Almería; Club Manolo Vázquez, de Zaragoza; Club Sol y Sombra, de Barcelona; Club Taurino Madrileño; Club Taurino de Badajoz; Círculo Taurino Montañés, de Santander; Casa Buja, de Soria, y Círculo Taurino Nicanor Villalta, de Madrid, que, según nuestras noticias, también ha nombrado socio de honor al gobernador civil de Albacete. Asimismo, figura una carta del señor Salas, director de la « Revista Geográfica Española», en la que le testimonia su admiración, diciéndole que «la afición de toda España está con usted». El señor Salas estuvo en Albacete, adonde vino para ver a Pepe Luis, y aunque hubo de volverse sin conseguirlo y con el consiguiente gasto, dice que lo hizo tan contento, porque al fin se está imponiendo el reglamento a rajatabla. 
* * *
Y hasta aquí nuestra información de los desagradables acontecimientos ocurridos en Albacete. Como aficionados, lo sentimos de verdad, por cuanto han sido protagonistas dos grandes toreros a los que admiramos. Pero la última gota cayó en el vaso y la autoridad -con el beneplácito de la afición de toda España, como puede comprobarse- ha cortado por lo sano. Era una medida necesaria que tarde o temprano tenía que llegar. Y Albacete ha sido el escenario. La energía con que intervinieron las autoridades ha evitado males mayores en esta capital, y seguramente en toda España, casi todo.

REVERTE
Como puedes ver, ya queda menos para la completa transformación de esta página.
Espero que pronto la puedas disfrutar, porque... ¡CUENTO CONTIGO!
#MondejarFotoconsaboraAlbacete

No hay comentarios:

Publicar un comentario