COGITO, ERGO SUM. RENÉ DESCARTES


En español se traduce frecuentemente como «pienso, luego existo», siendo más precisa la traducción literal del latín «pienso, por lo tanto existo», es un planteamiento filosófico de René Descartes, el cual se convirtió en el elemento fundamental del racionalismo occidental. «Cogito ergo sum» es una traducción del planteamiento original de Descartes en francés: «Je pense, donc je suis», encontrado en su famoso Discurso del método (1637).
La reina Cristina de Suecia (izquierda) y René Descartes (derecha).

Hoy se cumplen 420 años del nacimiento del conocido pensador Descartes. Fue un 31 de marzo de 1596, en La Haye. Su obra cumbre, El Discurso del método, expone las normas para alcanzar en todos los ámbitos del conocimiento la certidumbre que dan la geometría y la aritmética en lo matemático. ¿Lo entendéis, verdad? Pues yo, no. Y desde que lo he escrito, lo he leído unas cuantas veces, pero no me entero. ¡Sería buen político este Descartes!, sigo…

René Descartes,
el filósofo francés,
por el grabador francés
Balthasar Moncornot
No solo la frase que da el titulo son celebres citas del filósofo René, en su haber tiene algunas más que nos dan idea del tiempo que ocupaba en tales menesteres del conocimiento. A saber:

-“La duda es el principio de la sabiduría”
-“Sentir no es otra cosa que pensar”
-"Los malos libros provocan malas costumbres y las malas costumbres provocan buenos libros"
-"La verdadera inteligencia consiste en descubrir la inteligencia ajena"
-“Dos cosas contribuyen a avanzar: ir más deprisa que los otros, o ir por el buen camino”

Lo cierto es que hay varias frases “Descartianas” que le dieron fama al padre de la filosofía moderna, pero la verdad es que no voy a poner más porque sinceramente, ¡me está dando que pensar!

Nacido en familia humilde, su madre muere al dar a luz un nuevo hijo, que tampoco sobrevive al parto, cuando René apenas tenía trece meses. Es criado por su padre y su abuela, pero a quien tuvo en gran aprecio fue a su nodriza de la que nunca se separó nunca.

En la escuela, ya daba muestra de gran intelectual, matemático y filósofo, detalle captado por sus profesores. Pasado este periodo, estudia Derecho y Medicina en Francia, trasladándose posteriormente a los Países Bajos, a una vida modesta.
Presunto Retrato de René Descartes.
Fallece el 11 de febrero de 1650, al parecer de una neumonía, pero el historiador Eike Pies concluye que la muerte se debió a un envenenamiento, atribuyendo el delito al sacerdote François Viogué, o al menos a ser el instigador para el asesinato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario