ATASCABURRAS


También conocido en algunas zonas como Ajo Mortero o Ajo Arriero, es un plato manchego que se consume principalmente en invierno, y lo típico es comerlo cuando nieva.

Se sirve adornado con nueces, y en algunos lugares se
come con abundante pan de hogaza remojando la salsa.

Cuentan que sus creadores fueron dos pastores que se quedaron aislados tras una nevada, y que sin otra posibilidad que añadir a un cocido nada más que unas patatas y unas espinas de bacalao, al ver que no era consistente vertieron el aceite de oliva y lo machacaron fuertemente para evitar las durezas de las espinas del bacalao. Tras comerlo dijeron a la comunidad que es una comida que "harta hasta las burras" y se dice que de ahí le viene el nombre. 


INGREDIENTES:

• 8 Patatas grandes.
• 1 Bacalao desalado en tajadas.
• 1 Cabeza de ajos.

• 4 Huevos cocidos.
• Nueces peladas.
• Aceite de oliva.
• Sal.
Pincha las fotos para ampliar.


Se dice que para que salga bien
bueno, debe usarse nieve
derretida para cocerlo.
PREPARACIÓN:

Se pelan, se cortan las patatas y se ponen a cocer en una olla grande. Mientras se va calentando, se prepara el bacalao previamente desalado y lo introducimos también en la olla. Lo ponemos a fuego fuerte 10 minutos, yo las pongo en olla exprés.

Durante ese tiempo, pelamos las nueces, los ajos, quitamos las cascara a los huevos cocidos, y lo reservamos todo a la espera de que terminen de cocer las patatas y el bacalao.

En un mortero tenemos que picar el ajo con un poco de sal y dejarlo bien fino, ya que posteriormente tendremos que añadirlo y no queda bien que aparezcan grumos de ajo. A este majado le añadiremos posteriormente caldo de la cocción de las patatas con el bacalao.

Una vez cocidas las patatas y el bacalao, separamos las patatas del bacalao. Ponemos en un mortero grande o en cualquier otro recipiente las patatas y vamos machacando con la mano del mortero, nunca con batidora, pues tendría una textura distinta que no es la propia del atascaburras, vamos añadiendo caldo de la cocción y le ponemos el majado del mortero mezclándolo. Ponemos el aceite de oliva hasta que veamos que está a nuestro gusto, tiene que tener bastante.

Después desmigajamos el bacalao en trocitos pequeños, quitándole bien las espinas y la piel y se lo añadimos a la patata ya machacada y mezclamos.
Por encima le hacemos con una cucharilla las huellas de las burras, y en ellas ponemos un poco más de aceite, partimos el huevo cocido y lo ponemos por encima junto con las nueces peladas y un poco de bacalao y,… ya está un buen pan, un buen vino, y a disfrutar.

Por Llanicos
SUGERENCIAS…a mí me gusta ponerle huevo cocido por dentro y las nueces le pongo las justas para decorar y las pongo en un cuenco para que cada uno se ponga las que quera porque si queda para otro día tintan un poco la patata y se ablandan.


Ya llega al final el invierno, pero,... ¡que más da!
¡Bastante sabe el estómago, si es de día o de noche… ¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario