EN LA PLAZA DE VILLARROBLEDO. FOTOS DE 1980


Para agosto de 1980 se anuncian grandes festejos en Villarrobledo. Por un lado, para el día 16, una corrida con toros de Benítez Cubero para Dámaso González, Luis Francisco Esplá y Juan Antonio Ruiz Espartaco. Por otro, al día siguiente una novillada con reses de Luis Algara para Pepín Jiménez, Pepe Luis Vázquez y Vicente Ruiz “El Soro”.

"El Soro" junto a aficionados de Villarrobledo.
De aquellos días tengo algunas fotos en color de mi padre, lo cual quiere decir que no pertenecen a las faenas, sino más bien a encargos o momentos que le llamaron la atención.

En estas podremos ver a dos maestros en mayúsculas del toreo; Dámaso González y Vicente Ruiz “El Soro”. Pero no solo está ellos, también aparecen Manuel de Paz y un conocido picador, Martín Olmo, que fuera con varios y grandes toreros de Albacete como Antonio Rojas o Juanito Martínez entre otros. Y como no acordarnos de Mariano de la Viña padre, querido torero de plata en el que muchos noveles tenían un referente ya no solo como profesional, también como persona.
Arriba vemos a Dámaso González y a Mariano de la Viña (padre)

VICENTE RUIZ “EL SORO”
Foios (Valencia) el 30 de mayo de 1962. 

Gozaba de un merecido prestigio en el mundo del toro. Su singular estilo de torear, apasionado, con mucho sentimiento, valentía y voluntad, le llevó a la fama.

Pero El Soro destacaba especialmente en la suerte de banderillas, donde era considerado un verdadero maestro y así lo demostraba el público cuando le insistía para que ejecutara ese tercio en las faenas en las plazas. Está considerado por la crítica taurina como uno de los mejores banderilleros. En las banderillas inventó una nueva forma en la reunión "el molinillo", que es una de las maneras más complicadas y vistosas de colocarlas.

Es el único superviviente de los tres toreros del cartel de Pozoblanco (Córdoba) el 26 septiembre de 1984, día en que resultó mortalmente herido "Paquirri" en esa misma plaza. Un año después moría "El Yiyo" en la plaza de Colmenar Viejo, dos acontecimientos que han marcado la vida del maestro valenciano.

A lo largo de sus trece temporadas como matador, El Soro figuró de forma habitual en los carteles de las ferias de España, Francia y Sudamérica. Fue un torero poderoso con el capote que, con los años, adquirió seguridad y temple con la muleta.

Una grave lesión, en una corrida en Montoro, que le provocó distintas operaciones, le retiró definitivamente de los ruedos el 9 de abril de 1994 en que toreó en la plaza de Segorbe.
Martín del Olmo.
MARTÍN DEL OLMO
Conocido picador de la afición manchega, a pesar de ser natural de Jaén. Recordado por formar parte de las cuadrillas de toreros de Albacete como Antonio Rojas o Juanito Martínez. 

Siendo picador de la cuadrilla de Enrique Ponce, fue herido por el sexto toro de la tarde del 1 de junio de 1994, que le atravesó el muslo izquierdo produciéndole una cornada de dos trayectorias y pronóstico grave. Llevado entre varios compañeros, todo parecía ser más grave viendo el reguero de sangre que iba dejando, hasta que ya en la enfermería, se pudo comprobar que la cornada no era en el pecho como se sospechaba, sino en la pierna y glúteo.

Pasada la época de picador sus pasos se dirigieron al apoderamiento, llevando entre otros a Sergio Martínez, Sergio Serrano, Rubén Pinar, Joselillo, etc. Hoy en día está retirado y es vecino de Colmenar Viejo.


En el burladero, J. Antonio Castellanos con Julián Soriano. Entre los dos está Manuel de Paz.
Julián Soriano atento al apartado que se realiza por las mañanas.
 El Gallo cogía el capote con las dos manos, citaba por el terreno de dentro y cambiaba por el de fuera.
Llamada *suerte del perdón* por hacerse de rodillas. (Gregorio Corrochano - Citas taurinas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario