VICTORIA DE INFARTO EN EL NUEVO ARCÁNGEL


El Córdoba y el Albacete se enfrentaban esta tarde en el Nuevo Arcángel en la trigésima jornada de la liga adelante. Salían ambos equipos al terreno de juego con las pilar cargadas deseosos de ganar una final más que acercaría a los cordobeses más a su sueño de la lucha por los primeros puestos y a los albaceteños les insuflaría vida para salir del descenso.

Salía el Alba con Juan Carlos, Paredes, Samu, Mario, Portu, Núñez, Pulido, Jona, Fede Vico, Antoñito y Adri Gómez.

El 11 inicial del Córdoba estaba compuesto por; Razak, Abel, Jonathan, Silvestre, H. Rodas, Stankevicius, Fidel, Markovic, Caballero, A. Rios y Andone.

Los manchegos salían fuertes al verde tanto que a Portu le costaría la primera amarilla del partido a los 7 minutos. Markovic lanzaba a portería pero el balón se marchaba lejos del larguero de Juan Carlos. El Córdoba tendría una nueva ocasión en un saque de esquina que botaba Fidel pero Pulido despejaba el esférico.
A los 10 minutos de juego, Jona tuvo en sus botas la primera oportunidad de inaugurar el marcador, en una perfecta jugada que finalmente no pudo rematar bien. El Alba empezaba a avisar de que el partido sería suyo.

Stankevicius vería la tarjeta amarilla a los 18 minutos de juego. Los cordobeses presionaban en línea de tres cuartos esperando un error de los blancos y montar un contragolpe pero no consiguen cruzar la línea de cuatro que tiene el Alba férreamente colocada. Juan Carlos sacaba un balón tras una falta a Núñez, Fede conseguía robar el balón y rapidísimo montaba una jugada con Samu al que le pasaba la bola y éste le daba un paso atrás a Fede pero no llega a rematar nadie ese balón.

Caballero ve la cartulina amarilla a los 24 minutos de partido tras hacerle falta a Portu. El Alba estaba muy centrado, compacto y con las líneas bien definidas. El Córdoba a su vez no lograba encadenar varios pases seguidos sin errar y perder el balón. En el 27 montaba el Alba la jugada que inauguraría el marcador. Montaban los de Ferrando una contra que pillaba a los andaluces en “bragas”. Samu daba un pase a Jona y este definía perfectamente para Portu, que se quedaba solo dejando a Razak atrás y colaba el cuero al fondo de la red.

Los de Oltra no lograban llegar a la portería de Juan Carlos más que por faltas o saques de esquina. Fidel sacaba uno pero demasiado cerrado y no llegaba nadie a rematar. Tendría una nueva oportunidad pero esta vez la zaga manchega lograba sacarlo del área pequeña. Samu tenía que ser atendido por las asistencias por un golpe en la cara, que finalmente quedaba en nada y podía incorporarse al terreno de juego.
Fede Vico vería también la amarilla por una falta y Fidel era el encargado de ponerla pero la manda demasiado alta y se va por encima de la portería. No consigue finalizar el Córdoba las jugadas, Andone tendría la mejor ocasión para su equipo disparando a la meta del mallorquín pero éste la atrapaba con facilidad. Mario recibe la tarjeta amarilla terminando la primera parte. El árbitro añade tres minutos más antes de pitar el final de la primera parte. En estos minutos el equipo local intenta llegar a portería, pero los saques de esquina se van fuera o a manos del guardameta del Alba.

Se van al descanso con 0-1  y una imagen muy buena del Albacete haciendo un partido serio, aprovechando las contras, con buenas llegadas de los jugadores de segunda línea; Samu, Portu y Vico. Al contrario que el equipo andaluz, que estaba demasiado parado, despistado y sin fuerzas.

A la vuelta del descanso, el equipo local realizaba el primer cambio, se marchaba Stankevicius y entraba en su lugar Xisco. En el banquillo del Alba al contrario no hay cambios. Los blancos salen enchufados de nuevo y Jona tiene de nuevo la oportunidad de marcar el segundo para su equipo en  el 51 tras un pase de Antoñito que la mete dentro del área para que el hondureño la remate de cabeza pero se le va fuera.
 Unos minutos después llegaría una jugada que haría enfadar a la afición manchega ya que el colegiado pitaba la pena máxima por una mano de Adri Gómez que era totalmente involuntaria ya que tenía el brazo pegado al cuerpo. Protestaban los aficionados, los jugadores y el cuerpo técnico, pero de nada valía porque Fidel convertía la pena en gol que daba el empate a los cordobeses a los 53 minutos de juego.

El banquillo de Oltra se volvía a mover. Se marchaba del terreno de juego Markovic y entraba al verde en su puesto Pineda. Núñez recibía también la amarilla por una falta. A los segundos Andone adelantaba a los suyos tras ganarle un mano a mano a Juan Carlos y colar el balón al fondo de la red. Reaccionaba César Ferrando y salvaba del terreno de juego a Adri Gómez y entraba Curto. Se iba al banquillo también Jona y en su lugar se incorporaba Rubén Cruz.

El Alba no dejaba de luchar y no se venía abajo a pesar de ir perdiendo, Fede Vico sacaba de esquina pero Razak la capturaba. Ferrando agotaría sus cambios, sacando a Jasón por Fede. Ya con toda la artillería fuera, los blancos intentarían remontar el resultado injusto. Xisco también se sumaría al reparto de amarillas y vería la suya en el 78.

 Sacaba el Córdoba un córner cuando Juan Carlos despejaba el balón y aprovechaba la zaga manchega para montar una contra que dejaba a Portu en un mano a mano tras un fallo de la defensa blanquiverde y el valenciano no perdonaba y marcaba el gol del empate. Jason intenta sumarse a la fiesta y se mete hasta la portería del cancerbero del Córdoba pero Razak la manda a córner. La defensa andaluza consigue sacarla del área y evitar el peligro. Añadía el arbitro 3 minutos pero a los manchegos solo les hizo falta uno. Curto metía un balón perfecto al área y Pulido remataba con furia hasta el fondo de la portería. Los blancos celebraban el importantísimo gol sabiendo que esta vez los tres puntos no se les iban a escapar. Pitaba el colegiado el final y los jugadores de Ferrando explotaban de júbilo entre lágrimas y caras de rabia contenida después del duro partido.
El míster del Alba declaraba tras el encuentro; “El partido se ha puesto cuesta arriba, ha sido muy difícil, hemos peleado mucho pero con la ayuda de los aficionados que se han desplazado lo hemos conseguido. Ahora hay que seguir trabajando. No está todo hecho”.

Oltra, míster del Córdoba, a su vez decía en rueda de prensa; “Los errores nos han condenado, a pesar de hacer una mala primera parte hemos conseguido remontar en la segundo, pero no ha sido suficiente. Llevamos seis derrotas en casa y eso es duro para todos”.

Mario, Pulido, Jona y Portu han agradecido a los aficionados que hayan estado animando durante todo el partido porque eso les ha dado más fuerzas para seguir y remontar el partido. Todos han destacado el importante partido que han hecho pero son conscientes de que el partido contra Tenerife de la próxima jornada es igual de importante o más. Es otra final más y saben que ahora toca pensar ya en la siguiente para poder seguir soñando.

Partidazo de infarto que finalmente ha dado sus frutos y ha demostrado que peleando y con perseverancia al final las cosas buenas llegan y el futbol por una vez ha sido justo dando los tres puntos a los manchegos que se marchaban del terreno de juego después de acercarse a los aficionados desplazados, con lágrimas en los ojos.
Ahora queda una final menos y nos queda seguir soñando con que es posible. Es posible con actitud y con buen juego. No está todo perdido, aun queda tiempo para seguir soñando con un año más en la categoría de plata.
Nos vemos en el Belmonte.
Tamara C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario