ANÉCDOTA DE MONTES Y CHICLANERO CON UNAS FOTOS TAURINAS DE MONDÉJAR


CUENTOS Y ANÉCDOTAS DE TOROS Y TOREROS es un libro escrito en 1893 por Leopoldo Vázquez. En su despacho se recopilaban numerosas curiosidades taurómacas de las que tuvo a bien recopilar y mostrar en el libro citado. Fue escritor de artículos, memorias y guías taurinas, así como colaborador en varios periódicos de la época, poniendo todas sus facultades en beneficio de la fiesta de los toros.

ANÉCDOTA DE MONTES Y CHICLANERO CON UNAS FOTOS TAURINAS DE MONDÉJAR
El actor y cantaor de copla y flamenco Antonio Molina (1928-1992) en una visita a la Plaza de Toros de Albacete.

Para acompañar unas fotos de mi padre, de las que pocos datos hay, he decidido poner uno de los relatos de este libro, que tanto por la forma de expresarse de aquellos años, como por contenido, me ha parecido, al menos, curioso. No descarto añadir más chascarrillos como este en posteriores publicaciones. Espero que os guste y vamos con…

LOS DOS MEJORES
Entre Montes y el Chiclanero surgió un disgusto a causa de una frase mal interpretada dicha por un amigo del primero, que dijo que no era capaz el Chiclanero de sostener competencia con Paquiro una sola tarde. No sentó bien a Redondo aquello, y encontrándose juntos los dos matadores en una tienda de Montañeses de la calle del Príncipe, noches antes de una corrida en que debían torear, dirigiéndose a Montes en tono respetuoso, le dijo:

Entre Montes y el Chiclanero surgió un disgusto a causa de una frase mal interpretada...
Imagen Wikipedia
     
-Señor Francisco, me han dicho que osté no habla bien de mí cuando estoy ausente, y que se llena er cuerpo de decir que es osté mas torero y más mataor que yo, y eso, con su permiso, está por ver. 

-Mira, niño -repuso Montes,- si no mirara que casi te he visto nacer, y que quiero a tus padres como a los míos, ahora mismo salías a la calle por los cristales del escaparate. ¿Tengo fama de chismoso? No he dicho tal cosa; pero si te lo ha dicho algún mal amigo de los dos, dicho esta, y te lo probaré cuando quieras. El lunes toreamos juntos... Átate bien los cordones, porque aunque más viejo que tú, voy a por ti. 

-Por mí -contestó el Chiclanero,- aceptado; pero no se olvide usted tampoco de ponérselos apretados por lo que pudiera pasar, y... nada tengo que añadir. Dirigiéndose luego a los amigos, añadió: -Buenas noches, señores. 

Montes, al ver que iba a abandonar la tienda el Chiclanero, dirigiéndose a él, dijo: 

-Oye, José, no te aceleres; dame la mano y vaya esta copa por tu éxito del lunes. 

-Venga, señor Francisco, y vaya ésta por el de osté. 

Bebieron ambos, diéronse los diestros las manos, abandonó el Chiclanero la tienda, y Montes quedóse con sus amigos, rogándoles que no volviesen a tratar la cuestión. 

Llegó el día de la corrida. Se jugaban en ella seis toros de D. Agustín Salido, grandes y con más de treinta arrobas cada uno dentro del pellejo. 

Fueron los seis lanceados de capa, produciendo gran alegría a los espectadores. Habían sido muertos los cinco primeros de una estocada recibiendo cada uno, con entusiasmo creciente del público... 

Preparábase el Chiclanero para matar el último a volapié, y Montes, que estaba colocado a espaldas de su compañero, a distancia conveniente, sin estorbar para nada, sintiendo que aquel toro no muriese también recibido, como lo habían sido los anteriores, dijo alto a Redondo: 

-José, recíbelo. 

José miró a Montes, y diciéndole: ¡Vaya por osté!, enmendó el terreno, adelantó el brazo izquierdo, y citando le dejó llegar, matándole de una gran estocada, de la que el toro fue a caer a los pies de Montes. 

Paquiro no pudo contenerse, y abrazando al Chiclanero le dijo: 

-José, somos los dos mejores. A lo que contestó Redondo: -Es verdad. 

Extraído del libro CUENTOS Y ANÉCDOTAS DE TOROS Y TOREROS
Escrito por Leopoldo Vázquez en el año 1893


MOMENTO DE FOTOS
ANÉCDOTA DE MONTES Y CHICLANERO CON UNAS FOTOS TAURINAS DE MONDÉJARANÉCDOTA DE MONTES Y CHICLANERO CON UNAS FOTOS TAURINAS DE MONDÉJAR

ANÉCDOTA DE MONTES Y CHICLANERO CON UNAS FOTOS TAURINAS DE MONDÉJARANÉCDOTA DE MONTES Y CHICLANERO CON UNAS FOTOS TAURINAS DE MONDÉJAR

ANÉCDOTA DE MONTES Y CHICLANERO CON UNAS FOTOS TAURINAS DE MONDÉJAR
Un quite de Chicuelo II.
ANÉCDOTA DE MONTES Y CHICLANERO CON UNAS FOTOS TAURINAS DE MONDÉJAR
Abelardo Vergara en Hellín en 1958.

ANÉCDOTA DE MONTES Y CHICLANERO CON UNAS FOTOS TAURINAS DE MONDÉJAR
Abelardo Vergara, Pepe Osuna, Juan Montero y Cabañero en lo que parecer ser la entrega a las "monjitas"
(posiblemente San Antón) de los beneficios obtenidos en un Festival para recaudar fondos.

 Mondéjar Foto  

No hay comentarios:

Publicar un comentario