CARTA ABIERTA A JOSÉ VICENTE TEMES “JOSICO”


Por Vicente Casañ, amigo y crítico taurino.

Gran aficionado al mundo de los toros, estaba afincado en Madrid pero siempre estuvo muy unido a Albacete, de cuya provincia era poseedor de un gran volumen de documentos. Colaborador habitual de medios de comunicación, “Josico” gozó del respeto y consideración de la afición, entre la que siempre se encontraba. Ha fallecido el martes 27 de septiembre a sus 70 años de edad víctima de una lesión cerebro-vascular.




Querido Josico:

Don José, como yo te llamo. No es que trate de usted, que por tus conocimientos no hubiera estado de más. Lo de don José ya sabes que es por llamarte de una manera distinta al resto. Porque sé que te llevas bien con todo el mundo del toro, sé que a mucha gente has ayudado a escribir sus cosas y a completar sus artículos con tus conocimientos pero conmigo fue la cosa distinta desde casi el principio. Eres un amigo. Te escribo unas horas después de que tu hijo José me haya llamado para decirme que te has marchado. Te escribo además desde un blog del que tú me hablabas con frecuencia. Me venías a decir esto… El chaval lo hace con mucho cariño y de vez en cuando le echo una mano. No me cuesta trabajo porque todo lo tengo archivado en mi ordenador. Él me pregunta qué pasó un día determinado, me enseña la foto, miro mis documentos y se lo pongo por email. A mí no me cuesta nada y sé que a Mondéjar le haría ilusión que ahora salieran sus fotos con comentarios sobre los festejos que inmortalizó hace tantos años”.

Sería por 2005 –yo no tenía ni 20 años- cuando te acercaste por primera vez a las tertulias taurinas de la COPE que hacíamos cada día de Feria en Don Gil. El primer día sólo observaste, yo no te dije nada. El segundo ya me hiciste algún comentario. No te conocía pero enseguida me di cuenta de que pronto te convertirías en un colaborador. Lo que no sabía es que encima ibas a ser buen amigo. Desde entonces he contado siempre contigo. Fuiste un puntal en las por aquella época incipientes tertulias de la COPE en Albacete. Yo diría que pasaste a ser parte imprescindible en la redacción de la revista “El Albero”, que a pesar de que muchos de los que la fundamos ya no estamos continúa año tras año editándose con gran éxito. El éxito que siempre han tenido tus colaboraciones en los medios de comunicación.

Historias, anécdotas, curiosidad, datos para el recuerdo… Lo que tienes en tu portátil es el conjunto detallado de toda la historia de la Tauromaquia de Albacete. Y cuando digo toda es toda. No sólo de la actual plaza de toros sino de las anteriores. Y con pelos y señales. De las plazas de la capital y de la provincia. Por eso siempre te consultábamos tantos comentaristas del tema taurino: porque eras la fuente de la que beber, el origen del material que manejar. Pero conmigo es cierto que fuiste especial. Cuántos días a las 11:30 te llamaba al móvil para hablar de toros en directo por la radio regional. ¿Y de qué hablamos?, me preguntabas. Don José, tú ponte al teléfono y sobre la marcha…. Y así en la COPE, así en esRadio, donde ahora estoy… Creo que fui tu consentido. Me doblabas la edad y quizás te preguntarías por qué con 20 años al salir de los toros nos íbamos juntos a charlar tomando una caña o un vino en vez de irme yo de juerga con los amigos… Es que la sabiduría, el conocimiento y la experiencia para mí son cualidades que admiro.

Perdona por el hecho de que mezcle el pasado con el presente. Tenemos -los que te queremos- que asumir que te vas de presencia pero te quedas en nuestro pensamiento. Llevamos desde el sábado con la mosca detrás de la oreja y yo me esperaba lo peor: el derrame cerebral era muy fuerte. Hoy me ha llamado tu hijo dándome la noticia. No conozco a tu hijo, tampoco a tu hija. Sólo de hablar alguna vez con tu mujer. Y sin embargo tu hijo José me habla con un cariño especial. ¿Qué le has contado, don José? Que cada vez que iba a Madrid quedábamos, que nos llamábamos con mucha frecuencia, que te alegrabas de verdad de que en mi casa las cuestiones de la salud fueran mejorando… Era una gozada estar contigo, hablar de toros. Contigo era difícil hablar de algo que no fuera de toros. A ti que no haya gobierno te daba igual, vamos a hablar claro.

A ti te estaría preocupando ahora que Rubén Pinar salga bien de su cornada en Las Ventas. Porque de Rubén eras un gran admirador. “Es que es el único torero de Albacete que hoy por hoy hace campaña, joder. Y siempre dando la cara”. Me llamabas indignado por el hecho de que en Hellín o en Tobarra no lo pusieran en los carteles. En general te indignaba que a los toreros de Albacete no les den más cuartelillo en su tierra. Menos mal que no fuiste el domingo a Las Ventas porque me cuentan que la corrida fue muy mala: ni Sergio Serrano ni Pinar pudieron hacer nada. Y encima Pinar resultó herido. 

Pero las cosas no se hacen así, don José. Ese mismo domingo Lorenzo del Rey, de la Cadena COPE, iba a llamarte para tomar la caña de después de los toros. Te vas con un proyecto a medio, con mucha radio por hacer, con muchos amigos llorando por tu partida. Pero todos con la sensación de haber aprendido mucho de ti. ¿Qué mejor legado que ése? Quedan atrás las anécdotas, tu estrecha relación con Manolo Amador padre, y con el hijo. “Voy a llamar a Amador a ver cómo llevan la Feria”, me decías cada vez que se acercaba la presentación de los carteles. Y cuando a mí, con 30 años, ya empieza a darme el tema un poco igual –permíteme que sea así de sincero- a ti el tema taurino te sigue apasionando como si te fuera la vida en ello, como si siguieras aun a Dámaso González, del que al hablar se te iluminaban los ojos. Y tantas y tantas corridas de toros a la espalda, tantos kilómetros hechos… Me constaste muchas cosas y yo te admiraba mientras me las contabas con la sensación de estar escuchando sólo una gota de tu gran mar de conocimientos y anécdotas.

Llevamos los que te queremos un día muy feo. Hoy iremos a Madrid a despedirte un buen puñado de nosotros. Me preguntan algunos compañeros y amigos que en Feria convivíamos alrededor del toro que ahora qué. Contigo hemos hecho durante los últimos diez años, en una emisora o en otra, radio de verdad. Porque el periodismo, seamos sinceros, ya sólo existe en cosas concretas. Y aquí en Albacete se ha hecho periodismo taurino con tus comentarios y aportaciones. Has pasado discreto sin querer dejar marca y te ha salido el tiro por la culata. Has dejado huella. “¿Yo?”, parece que me preguntas. Y después te ríes, así para dentro, como solías. Pues sí. Has dejado huella. No te rías que voy muy en serio.

Lo que yo me pregunto ahora es qué hago yo cada tarde de toros en Las Ventas antes del festejo. ¿Con quién me tomo yo ahora el café en el bar de mármoles viejos de la calle de Alcalá, pasado Manuel Becerra a la derecha? ¿Y a quién consulto yo? ¿A quién pregunto sobre un tema de toros? ¿Quién es ahora mi voz de la experiencia? ¿A quién pregunto datos e historia de tal persona del mundo del toro cuando fallece, para tratar el tema en la radio y glosar su vida? ¿A quién le pregunto hoy por ti? Bueno, hoy me salvo. Tengo a quien preguntarle: a todos tus amigos. Al menos hoy ya tengo persona a la que entrevistar para hablar de ti. ¿Y mañana?



 Con Sabor a Albacete llora la marcha de Josico 

No hay comentarios:

Publicar un comentario