TIRARSE UN PEDETE DELANTE DE LA PAREJA CONSOLIDA LA RELACIÓN


Las parejas, durante su matrimonio o convivencia, están dados a compartir multitud de experiencias. De ellas algunas serán más placenteras que otras, algunas obligadas y otras no tanto. La convivencia es lo que tiene, aún con ello, todos los días hay divorcios y separaciones. ¿Será por la falta de pedos?



Y es que según la Dra. Leah, experta en relaciones de pareja, nos dice que tras su primer pedo delante de su pareja, su relación se consolidó, a ello se unió otros apartados, como la honestidad, la seguridad, la libertad compartida,… Ella asegura que cuando se tiró el primer pedete delante de su pareja, su relación cambió, y estudiando ese caso particular aseguraba que estaría atada a él de por vida.

La Dra. Loah, comenta que “Compartir un pedo es tan normal como reír, girar la cabeza y llorar. ¿Porque no compartirlo con la pareja? Las mujeres tratan de ocultarlo más que los demás, pero con nuestros maridos debemos dejarlos salir sin problemas. Las invito”

Leah también destacó que los pedos frente al ser amado pueden convertirse en una prueba de “hasta donde llegará la relación” en términos de la confianza que se profesen. Hacer cosas incómodas delante de la pareja resulta un poco difícil, pero una vez se logra, los lazos de confianza y unión crecen.

TIRARSE UN PEDETE DELANTE DE LA PAREJA CONSOLIDA LA RELACIÓN
Al inicio del enamoramiento, es normal reprimir estas actitudes.
Foto Pixabay
Así lo confirmó la Doctora y continua diciendo; “Tan pronto crucé esa línea intima le di permiso para que él se tirara todos los pedos posibles delante de mí. Esto podría convertirse en una tortura en ocasiones, pero lo cierto es que me da la oportunidad de apreciar mi libertad dentro de la relación y me da licencia para ser yo misma hasta en los detalles más pequeños”.

Según los estudios, las flatulencias son fundamentales en las relaciones amorosas, pero compartirlas así de buenas a primeras puede resultar incomodas, pero deberían darles rienda suelta de acuerdo con la investigación realizada.

En la primera etapa del enamoramiento, es normal reprimir estas actitudes, es más, sueles ir bien acicalado para dar buena impresión a tu pareja, ocultando que en realidad, al igual que él o ella, eres de carne y hueso, teniendo tus necesidades.

Pero ese pedo que reprimes al principio, evita que la relación sea cómoda y de éxito. De hecho un 29% de los participantes en el estudio tardan en soltarlo de 2 a 6 meses, mientras que algo más de un 9% se sienten seguros de hacerlo a partir del año.


Fuentes consultadas: ellaslosaben.com y noticel.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario