TOREROS DE ALBACETE: JULIÁN GARCÍA


Julián García López, nació en la bonita localidad de la serranía albaceteña de Paterna del Madera, concretamente en la pedanía de Río Madera, el 25 de agosto de 1943, en su adolescencia fue pastor de cabras, como otros muchos en su época emigró a Valencia, dedicándose al oficio de camarero.


TOREROS DE ALBACETE: JULIÁN GARCÍA

Sus inicios taurinos fueron por tierras valencianas, se vistió por primera vez de luces en julio de 1961 en el coso valenciano de la calle de Játiva, en un festejo para noveles organizado por el periódico “Levante”. Durante cinco años participa en una veintena de festejos modestos, debutando con picadores en el coso antes citado de Valencia, el 25 de septiembre de 1966, compartiendo cartel con Enrique Patón y Ricardo de Fabra, en la lidia de un encierro del Conde de la Maza, cortando un apéndice de su primer enemigo. Es herido en dos ocasiones, una en Albacete y otra en Valencia antes de hacer su presentación en Las Ventas de Madrid el 22 de julio de 1967, en una novillada nocturna, junto a Simón Casas, Florentino Luque, Jaime Alonso, Carlos Jiménez y Aníbal Sánchez. El novillo que le toca en lidia era de la ganadería de Miguel Zaballos, recibiendo otra cogida en esta actuación.

Julián García toreando sentado en la Plaza de Toros de Munera el 23 de septiembre de 1968.

Hasta el 1968, sus actuaciones son muy limitadas, pero esta temporada lo hace en catorce ocasiones, resultando herido en dos tardes, ambas en Valencia, el 16 de junio por un novillo de Beca Belmonte Hermanos y el 7 de julio por un astado del Conde de la Maza. En el año 1969 se coloca a la cabeza del escalafón novilleril al tomar parte en cincuenta y dos corridas, una de ellas fue en Madrid el 8 de junio, ante ganado de Salustiano Galache, alternando con Jacobo Belmonte y Dámaso González, es herido en otras dos ocasiones, el 15 de mayo en Burgos por un novillo de Sánchez Cobaleda y el 3 de agosto en el Puerto de Santa María (Cádiz), por otro cornúpeta de María Luisa Domínguez.

        
En Munera y el día indicado antes, Julián hace el paseillo junto a Manuel Morales y Eusebio de la Cruz.

Tres años después de su debut con los del castoreño, tomó la alternativa el 8 de marzo de 1970 en el coso de Castellón, siendo Paco Camino su padrino de ceremonia y Ángel Teruel como testigo, el toro de la cesión tenía por nombre “Faldero” y pertenecía al hierro de Juan Mari Pérez Tabernero, no le cortó trofeo, pero si lo hizo en el que cerró plaza, adjudicándose las dos orejas y el rabo. El siguiente 21 de mayo y en el ciclo de San Isidro, confirma su alternativa en Madrid, de manos de Diego Puerta y nuevamente Ángel Teruel de testigo, se corrieron toros del duque de Pino-hermoso, el de su confirmación de 555 Kg. pelo negro bragado, marcado con el número 14 y de nombre “Cigarrón”. Protegido por la empresa concesionaria de Las Ventas, sumó cuarenta y seis actuaciones, cincuenta y tres el 1971 y cuarenta y una en cada temporada de los años 1972 y 1973, sufriendo dos cogidas por año, el 2 de junio y el 20 de agosto, ambas en Barcelona y el 29 de abril y el 26 de agosto, en Palma de Mallorca y Peñaranda de Bracamonte (Salamanca) respectivamente. Al término de la temporada de 1973, marcha a Hispanoamérica. En el 1974 vuelve a ser herido el 22 de septiembre en Teruel, finalizando el año con treinta y tres festejos, al año siguiente, descendió a dieciséis. En 1976 anuncia el cambio de apoderado y pretende un cambio radical en su forma de interpretar el toreo, no resultó el cambio propuesto, ya que toreó en cinco tardes el 1976, cuatro en el 1977, seis en el 1978 y cinco en el 1979, por lo que su carrera taurina puede darse por concluida.

Plaza de Toros de Tarazona de la Mancha, inician el paseillo Julián García, Antonio Rojas y un joven José María Manzanares.

        
En Tarazona se lidiarían Toros de la ganadería salmantina de Alfonso Sánchez Fabrés, bravos en el caballo pero complicados para llegar al final de las faenas. 

Fue un torero Valiente, voluntarioso y tenaz, interpretando un toreo tremendista, causa de sus múltiples cogidas, gracias a este tipo de toreo, mantuvo su nombre en lugar destacado varias temporadas, pero al intentar un toreo más puro y verdadero, dejó de interesar a los públicos. 

En la temporada anteriormente citada de 1979, se apuntó un buen triunfo en la corrida celebrada el 30 de julio en el coso de Valencia, cortando las dos orejas a su primer enemigo del hierro de Eduardo Miura, el cartel lo completaban Manuel Cortés y Dámaso González. Al siguiente 15 de agosto nuevamente herido por un cornúpeta de Tomás Sánchez Cajo, cuando toreaba en Calamocha (Teruel). Durante las temporadas de 1980 y 1981, se apunta dos funciones por año y en el 1983 y 1985 solo lo hizo una vez por temporada. En 1987, vuelve a vestirse de luces en Valencia, el 27 de abril, en una corrida múltiple, acompañándole en la lidia, Sebastián Rodríguez, Manolo Sales, Curro Valencia, El Melenas y Manuel Ladrón de Guevara, finalizando la temporada con once tardes.

        

Antonio Rojas, Julián García y José María Manzanares. Este último con 18 años y la alternativa recibida apenas dos meses antes en las fiestas de San Juan en Alicante.

Retornó a los ruedos en 1993, con una sola actuación el 17 de noviembre en Benidorm (Alicante), con Jorge Manrique y Soro II, ante toros de María Lourdes Martín de Pérez-Tabernero, no volviendo a vestirse de luces. 

A su retiro de los toros, se dedicó al negocio hortícola que instaló en la capital valenciana. En la actualidad vive en la localidad valenciana de Manises.

      
A la izquierda, el empresario de la plaza munerense, Pedro Fornés, tenía a bien fotografiarse con los protagonistas de la tarde.
En la foto del centro los que en un momento tendrían que hacer el paseillo.
A la derecha, a pesar de que no se ve bien, distinguimos a Julián paseando triunfos.

La sombra del Toro y del Torero se proyectan a lo largo del albero, naciendo en la base donde ambos ejecutan una chicuelina para el goce del respetable que llenaba aquella tarde la Plaza.
 
Las Fotos de Mondéjar  

No hay comentarios:

Publicar un comentario