YA SUENA LA TROMPETA DE LOS ÁNGELES


Ahora, después de que se le llevasen los grises al marido casi recién estrenado, sin que nadie le contase el porqué, no le había quedado más que el recuerdo del enjalbiegue de las paredes...



Este es un fragmento de una de tantas historias que podrás leer a partir de hoy en el libro "La trompeta de los Ángeles" que ha visto felizmente la luz esta tarde en la Plaza del Altozano, en la que Josefa González Cuesta -autora del libro- a estado acompañada en la presentación por Daniel Cortés Luna, así como varios conocidos y amigos de la autora albaceteña.

Josefa, durante la presentación, ha deleitado con varios detalles del Albacete de los años 50 que aparecen en el libro, y que han sido fruto de la investigación que ha realizado por lo que todo lo que aparece en "La trompeta de los Ángeles" está perfectamente documentado.

        

Alguno de los asistentes no pertenecemos a la época de los años 50, pero con todo recordábamos alguna de las cosas que nos contaba, como la Bodega de Serapio o la Taberna de la Higuerica, -con más de 100 años de historia- llamada así por tener en su interior una higuera seca que no quisieron cortar.

Son muchas las anécdotas e historias que ha contado la autora en relación a lo que podremos encontrar en la segunda parte de "La guerra de las putas", y que no han hecho más alentar a hacerse con un ejemplar,  el cual promete enganchar desde el comienzo del mismo.

“Desde la balda de la cocina, sobre un tapete de aguja gancho que alguna vez fue blanco, aguardaba con ella, el aparato de radio, esperando que lo encendieran, que se acercaba ya la hora de aquel consultorio, del que casi todas las mujeres españolas de escasa condición estaban prendadas. A Charo le importaban bien poco aquellas disertaciones ñoñas y remilgadas, pero le daba al botón y lo escuchaba con tiento, para contárselo después a su Llanos, que era muy devota de aquel programa.-Muy buenas tardes mis queridas amigas, os saluda Elena Francis desde el otro lado del receptor. Vamos a empezar con la carta que nos escribe, “una mujer angustiada”, dice lo siguiente: 
“Mi querida señora Francis. Ante todo, muchas gracias por la labor que hace usted por todas las que tanto la necesitamos. Le escribo, porque desde hace un tiempo, mi matrimonio se está apartando de los valores que todo hogar decente debe tener. Mi esposo, al menos una vez a la semana, me pide hacer uso del matrimonio, y no solo eso, sino que me sugiere despojarme del camisón. Y otras cosas, que por vergüenza no me atrevo a contar…”

Tampoco faltará el sentido del humor, la crueldad de algunas situaciones e incluso el suspense cuando, por ejemplo, nos hable de Margarita Ruíz de Lihory y "el misterio de la mano cortada", que tanto dió que hablar en todos los medios nacionales de entonces.

        

Al termino de la presentación, Josefa ha recibido un cariñoso aplauso por parte de los asistentes y ha dedicado el libro a todas las personas que se han acercado para hacerse con un ejemplar del mismo, que seguramente ya estarán ojeando. ¿Y tú a que esperas para hacerte con el tuyo?

    

 Cultura Con Sabor a Albacete 

No hay comentarios:

Publicar un comentario