ALBACETE, 100 AÑOS TAURINOS (1)


Bajo este título, y durante un tiempo, se irá publicando la obra de José Sánchez Robles y Carlos Gutiérrez García, previa autorización de este último, que ha visto en esta página un lugar ideal para compartir la obra con todo aficionado taurino que quiera conocer los detalles de 100 años de la Plaza de Toros albaceteña.

ALBACETE, 100 AÑOS TAURINOS (1)
PLAZA DE TOROS DE ALBACETE
DESDE 1917, CAMINO DE UN SIGLO EN LA FIESTA BRAVA

Este es el título de la obra mencionada, y que tendrás la oportunidad de seguir integra en esta página gracias a la colaboración desinteresada de los autores. En ella podrás conocer detalles, documentos y la génesis de esta bonita y querida Plaza de Toros. Todo ello, aparte de las imágenes que acompaña la obra original, también se ilustrará con fotografías de Mondéjar, aunque algunas no corresponderán con la época descrita por motivo obvios 

Pero mejor que yo, os dejo con el prólogo, donde conocerás el detalle de la obra que podrás disfrutar en próximas entregas de ALBACETE, 100 AÑOS TAURINOS, una publicación interesante para todo taurómaca, ya sea albaceteño o foráneo. ¡Comenzamos!
ALBACETE, LA PLAZA DE TOROS
DE TODA LA PROVINCIA
ALBACETE, 100 AÑOS TAURINOS (1)La plaza de toros de Albacete es la de toda la provincia. Es la afirmación más repetida por quienes conocen la Feria de Albacete cada año, empresarios, toreros, apoderados, críticos, todos. 

Esta es una provincia que se vuelca cada año en su plaza, que trasciende, con mucho, a la tendencia actual de convertir las ferias en espectáculos cada vez más locales. El éxito taurino de Albacete se basa en haber conservado la tradición de que las gentes de todas las ciudades y pueblos no se sientan meros visitantes sino que vivan la Feria como propia y disfruten de su espectáculo favorito en su plaza. 

Albacete no es una ciudad sobrada de edificios singulares; su modernidad como núcleo urbano y su crecimiento espectacular ha dejado un escueto patrimonio arquitectónico. De entre los inmuebles de los que cualquier ciudadano puede sentirse orgulloso, por su empaque, majestuosidad, solemnidad y gracia en el diseño, destaca la plaza de toros. 

Este trabajo quiere ser un homenaje hacia la plaza y lo que representa, hacia las personas que anteriormente pidieron e hicieron posible su edificación, lo que se produjo en un acto puramente democrático, en concejo abierto. 

A lo largo de este ensayo se deja constancia de los pasos que se siguieron, del esfuerzo conjunto, de la unión de voluntades, de la confianza depositada en dos jóvenes arquitectos que con el tiempo fueron grandes, de los más destacados en su profesión, de los avatares de la construcción. 

Para reflejar todo ello en este opúsculo ha sido determinante el entusiasmo de las instituciones, el Ayuntamiento, propietario del inmueble y con plenas competencias para regir los destinos taurinos; y la Diputación Provincial, que como ayuntamiento de municipios representa a quienes hacen suya la plaza de Albacete durante los días de Feria, toda la provincia. 

Esta es la historia, entresacada de documentos y publicaciones, de la génesis de la plaza de toros. El Archivo Histórico Provincial, las colecciones de periódicos, los anaqueles de los arquitectos han sido fundamentales, claro, para la obtención de datos, tantas veces citados aisladamente y nunca recopilados sistemáticamente.

ALBACETE, 100 AÑOS TAURINOS (1)ALBACETE, 100 AÑOS TAURINOS (1)
Izquierda: Monumento a Chicuelo II en primer plano y al fondo una de las entradas laterales a los tendidos de sombra de la plaza de toros de Albacete.
Derecha: Imagen del interior de la plaza de toros en donde se aprecia la excelente disposición de los tendidos.
No se ha pretendido escribir la cronología de festejos, de lo que ha acontecido en el ruedo durante los ochenta años de su existencia. Hubiera sido un trabajo que requiere de mayores esfuerzos y espacio, además de constituir una relación un tanto monótona de reseñas taurinas. Queda para otra ocasión entresacar lo más jugoso, que ha sido mucho, de los pasajes más gloriosos, de los momentos trágicos, de los días de éxito y de las tardes imborrables por los más variados motivos. 

El precedente inmediato a la plaza de toros que se estudia en estas páginas, la Plaza Vieja, desapareció al tiempo en que se levantaban los muros de la actual, que se construyó en menos de un año, gracias al tesón, al entusiasmo y la auténtica afición de los albacetenses de la época. En ese momento arranca la historia, cuando un toro de Palha destrozó algunas dependencias de la Plaza Vieja y los espectadores temieron por su seguridad. Gracias a ese brioso y bien armado toro portugués, durante ochenta años, la ciudad, la provincia, disfrutan de un bombón de plaza.

ALBACETE, 100 AÑOS TAURINOS (1)
"Antoñés" el 17 de septiembre de 1961.
Extraído del libro PLAZA DE TOROS DE ALBACETE
DESDE 1917, CAMINO DE UN SIGLO EN LA FIESTA BRAVA
Con autorización de Carlos Gutiérrez García.
Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario