ALBACETE, 100 AÑOS TAURINOS (6)


Especialmente sugerente es la comprobación de las condiciones de carácter general de la contrata, en la que especifica que para formalizar el trato convenido entre la entidad propietaria y la entidad contrata, y dar valor legal al mismo se extenderá por duplicado un contrato en el que se haga constar la cifra alzada por la que dicho contratista se compromete a hacer la obra.

CAPÍTULO II
PRIMEROS PASOS PARA LA CONSTRUCCIÓN

4ª Parte
El plazo de ejecución de la misma, que habrá de terminar precisamente el corriente año, sin que pueda alegarse en contrario causa de fuerza mayor, la absoluta conformidad con los planos y el presente pliego de condiciones a cuyo objeto firmará en el acto un ejemplar de estos documentos que quedará en poder de la entidad propietario; la conformidad con los planos de detalles y memorias que oportunamente le sean entregados por la Dirección en el transcurso de la obra, su aceptación a las órdenes o por escrito recibidas de la Dirección en una palabra, cuantas circunstancias o particularidades se establezcan de común acuerdo y por ambas partes contratantes las cuales quedarán obligadas mutuamente a su fiel cumplimiento. 
También se hará constar en dicho contrato el importe, calidad y forma en que quedará hecho el depósito de fianza a tenor de lo que dispone el artículo doce. 

Un ejemplar de dicho contrato se entregará al contratista con una copia de todos los documentos del proyecto y del recibo de que obra en poder de la entidad propietario el depósito o fianza de que se ha hecho mérito", se afirma en el documento. 
Con el fin de lograr que el arquitecto encargado de hacer la construcción tuviera el mayor nivel profesional se fijó de antemano una cantidad económica para poder acceder al concurso. En este sentido se dice que "para tomar parte en la convocatoria será preciso acompañar con la proposición un resguardo acreditativo de haber depositado en poder del Sr. Tesorero de la Sociedad la cantidad de 10.000 pesetas en valores del Estado o en metálico, en cuyo caso último se le abonará un interés anual del 3%.
 Juanito Soriano.
Una vez adjudicadas las obras y antes de firmar el contrato que lo será dentro de los cinco días siguientes al de la adjudicación elevará la fianza provisional a definitiva depositando otras 10.000 pesetas en igual clase de valores y en las mismas condiciones, o presentará un fiador personal que a juicio del Consejo de Administración, ofrezca las garantías suficientes. 

Esta garantía se entiende sin perjuicio de las responsabilidades a que queda sujeto el contratista en el caso de que no cumpliese estrictamente lo estipulado en este pliego de condiciones", refleja el documento municipal de 1916. 

La redacción del pliego de condiciones de construcción de la plaza fue minuciosa y exhaustiva, hasta el punto de que se contemplaba la posibilidad de que se pudieran producir variaciones al proyecto. Así se expone en el mencionado documento de manera textual: "No se supone que la obra sufra alteración alguna conforme a los planos y condiciones a que se refiere el contrato; no obstante caso de haberlas y siempre que éstas no varíen la esencia del proyecto ni suponga mayores gastos al contratista según el espíritu y recta interpretación de estas modificaciones, dicho contratista queda obligado a ejecutarlas sin derecho a indemnización alguna. Tales variaciones habrá de ser ordenadas por escrito; en el caso de que ellas significarán una alteración en la obra que a juicio del contratista hubiere de tenerse en cuenta para fines ulteriores, las exigirá por escrito, rubricadas por la Dirección, como único modo de justificar sus reclamaciones, pero tendrá la obligación de hacerlas. 

Si se negase a ejecutar esta clase de obras o alguna otra perteneciente al edificio y ordenanza por la Dirección por no creerla de su incumbencia, la Dirección tendrá derecho a mandarlas hacer y de su coste responderá el contratista con el importe de la cantidad retenida como garantía, a menos que recaído acuerdo a tenor de lo que establece el 14 no le correspondiera su pago. 
Si alguna cuestión originase discordia se someterá a la resolución de amigables componedores y caso de no ser aceptada por alguna de las partes, a la decisión de un Arquitecto nombrado por la Asociación de Arquitectos de Madrid.
Los gastos de arbitraje serán de cuenta de la parte no favorecida cuando esté conforme el fallo con la otra parte, y por mitad si se adoptase una resolución intermedia. Se sobreentiende que esta resolución es inapelable". De esta manera, quedaba todo aclarado, añadiéndose que "podrá ser objeto de rescisión de contrato el incumplimiento de cualquiera de las condiciones que se estipulan en este pliego o las que se consigne en aquél. 

Si el causante fuese el contratista perderá la fianza definitiva, que quedará a beneficio de la Sociedad abonando además a ésta un tres por ciento del valor de la obra que falte por construir, a cuyas responsabilidades quedará afecto el fiador personal. 

En caso de que la rescisión fuese por causa de la Sociedad abonará ésta al contratista el importe íntegro de la obra ejecutada, según liquidación más un 3 por 100 del importe de la que falte por construir".

Paco Navarro.

Especialmente curiosa también es la redacción de los artículos 17, 18 y siguientes puesto que se obliga al contratista a hacer guardar al personal a sus órdenes la compostura y decencia debida, así como a posibles accidentes que pudieran surgir. Esto dice textualmente el documento aludido. "El contratista hará guardar al personal a sus órdenes la compostura y decencia debidas así como es respetar y acatar las órdenes de la dirección facultativa, la cual tendrá derecho a exigir que sean separados de la obra los empleados u obreros que por causas de insubordinación u otras análogas diesen motivo a perturbar el buen orden y marcha de las obras. 
Será responsable el contratista de todos los accidentes que por impericia, descuido o mala fe, deficiencia de medios o mala construcción así como causas verdaderamente fortuitas pudieran sobrevenir en las obras hasta su recepción definitiva, así como también de las desgracias personales que por dichas causas pudieran sobrevenir.
En cualquier caso siempre será el contratista el patrono definido en las disposiciones de carácter legal hoy vigentes para la aplicación de éstos, quedando la entidad propietaria libre de toda reclamación. 

En lo que se refiere a la organización, aceptación o despido de los obreros, así como el régimen social de las obras, el contratista está obligado a cuanto se ha dispuesto por el Instituto de Reformas Sociales. 

Queda igualmente el contratista sujeto al cumplimiento de cuanto se previene en la legislación vigente y disponga las Ordenanzas municipales y reglamentos de policía urbana de la localidad, y serán de su cuenta y riesgo las multas y penas que por su incumplimiento pudieran tener lugar. En los casos que ofrezca duda el contratista, consultará previamente con la dirección sometiéndose a lo que por ésta se determine".
Extraído del libro PLAZA DE TOROS DE ALBACETE
DESDE 1917, CAMINO DE UN SIGLO EN LA FIESTA BRAVA
Con autorización de Carlos Gutiérrez García.
Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario