ALBACETE, 100 AÑOS TAURINOS (19) - LA PRIMERA CORRIDA


Se inauguró la plaza el día 9 de septiembre de 1917, con una corrida de seis toros de Fernando Villalón Daoiz, de Sevilla, que estoquearon Gaona, Gallito y Saleri II. El primer toro que salió se llamaba «Vengativo», su pelo era negro, estaba marcado con el número 26 y pesó en canal, 327 kilos. Demostró poca bravura, aunque tomó cuatro varas y mató un caballo; lo banderillearon Palomino y Risueño, y Rodolfo Gaona, que lo mató, estuvo desafortunado, realizando una faena impropia de aquella solemnidad.

CAPITULO VI
LA PRIMERA FERIA EN LA NUEVA PLAZA
(1ª Parte)

Al siguiente día mataron con éxito otros seis cornúpetas de Veragua, Gaona, Gallito y Belmonte. El 11 corrieron ocho toros de la ganadería albaceteña de Samuel Hermanos, de cuya muerte se encargaron Paco Madrid, Belmonte, Saleri II y Algabeño; el ganado fue grande y muy bravo y los toreros derrocharon a raudales el valor, cerrándose el cartel de feria de dicho año inaugural, con una novillada buena moza de Palha que lidiaron Pacorro, Nacional y Félix Merino.
El triunfador en la corrida inaugural de la plaza de toros fue el diestro Gallito, que fue quien cortó los primeros trofeos en la nueva plaza de Albacete. Como se lee en el "Defensor de Albacete" del 10 de septiembre, fue en el segundo de la tarde, "Bordador", negro, al que el torero "paró los pies al bruto ejecutando como él sabe hacerlo, cinco verónicas que sacan al público de su frialdad para aplaudir con calor. Toma el animal tres puyazos, sin causar bajas en la caballería, dando lugar a que los maestros se luzcan en los quites.

"Chatín de Valencia y Blanquet parean, destacándose un soberano par de castigo del primero. Gallito de verde y oro, ofrece sus respetos al presidente. Se dirige a "Bordador" y le saluda con un estupendo pase de pecho. Muletea con salsa torera y cogido a los pitones rodilla en suelo, obliga a la res para tomar la muleta. El público entusiasmado pide música y Gallito sigue toreando de muleta, ejecutando una faena enorme para cobrar una estocada hasta la cruz que hace rodar al de Villalón. Ovación, dos orejas y vuelta al ruedo". Serían los primeros trofeos que se consiguieron en la nueva plaza de toros.

Pero Gallito no tuvo tanta suerte con el segundo de su lote, de nombre "Mantero", cárdeno y con el número 95. Este toro "con poder y bravura tomó cuatro puyazos". "Gallito. -dice el crítico de aquel entonces Pepe Barrera- coge los palos para colocar tres pares superiorísimos. Con la muleta nada digno de ser mencionado y con el estoque un pichazo echándose fuera y media estocada delantera. Pitos".

Tampoco brilló a gran altura Gaona, que mató el primer toro lidiado en la nueva plaza, "Vengativo", "El Defensor de Albacete", dice en la crónica de su especialista taurino, que lanceó al toro "sin lucimiento y los de aúpa mojan cuatro veces perdiendo un jamelgo. Palomino y Limeño colocan los palos reglamentarios: Gaona, de plomo y oro, brinda a la presidencia y se dirige a su rival que está soso. El indio muletea con inteligencia precaución, pues el bicho da sus coladitas. Un pinchazo en buen sitio, otro pinchazo fuera, para después dar unos muletazos insulsos y media estocada buena. El bicho no dobla, y Gaona descabella al primer intento, Palmas y pitos".
En el cuarto, "Africano", cárdeno, Gaona comenzó siendo aplaudido al torear por verónicas y gaoneras. "En el tendido uno hay bronca y el público no observa que en el ruedo lucha un toro bravo, que con mucho poder y recargando toma cinco varas. Gaona toma los palos y al compás de la música coloca tres pares que la concurrencia aplaude. El aire molesta grandemente y Gaona demostrando muchos deseos de convencer se ve imposibilitado de conseguirlo. En la hora suprema, una estocada casi entera y descabella al primer intento. Aplausos", dice el crítico Serafín Rico, Pepe Barrera, como pseudónimo.

"Indecoroso" fue el tercer toro que saltó al nuevo albero de la recién construida plaza de toros aquel 9 de septiembre de 1917. "Saleri intenta parar los pies al bicho, pero el aire impide torear con lucimiento. La gente de a caballo acaricia al bicho con cuatro puyazos. Los rehileteros cumplen pronto y bien. Saleri, de tabaco y oro, previo al saludo de rigor, da principio a su faena con un gran pase de rodillas. El aire molesta grandemente al diestro, pero el muchacho no obstante ejecuta una faena muy aceptable. Cuadra al burel y Saleri suelta un gran pinchazo. Nuevo muleteo para terminar con una entera que hace doblar a la res. El puntillero no acierta, el bicho se levanta y Saleri, descabella al primer intento. Ovación y vuelta al ruedo".

"Con el sexto "Director" un animal grande y de hermosa lámina, que toma tres puyazos, Saleri es aplaudido en tres buenos pares de banderillas. Con la muleta una faena aceptable, para terminar con un pinchazo y media estocada que se aplaude", afirma el crítico.
Extraído del libro PLAZA DE TOROS DE ALBACETE
DESDE 1917, CAMINO DE UN SIGLO EN LA FIESTA BRAVA
Con autorización de Carlos Gutiérrez García.
Continuará...


Foto correspondiente al día 12 de septiembre de 1972. Toros de Mercedes Pérez Tabernero (2 sobreros de Pallarés sustituyeron a dos rechazados) y en el cartel: Paco Camino, José Luis Galloso y Juan Luis Rodríguez que tomaba la alternativa. (Ver carrete completo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario