ALBACETE SE RINDE ANTE 'LA MONTAÑA RUSA' DE DANI MARTÍN


Con las entradas agotadas en menos de un mes, Dani Martín una vez más, ganó el combate a la cuarta ciudad con parada en ‘La Montaña Rusa’. El madrileño era la tercera vez en solitario que pisaba fuerte la ciudad manchega. Y es que esta gira, está siendo todo un éxito para Martín, ya que ha contado con 43 ‘Sold out’.

Foto Facebook Carol Martínez Auñon.

El pasado sábado 25 de noviembre, el artista y sus músicos se personaban en el Teatro Circo de Albacete prometiendo ofrecer un show distinto al que estamos acostumbrados a ver en las otras giras, -recuerden que las paradas de la Montaña Rusa han sido en teatros-. A las 21:05 se apagaban las luces del lugar. Podía notarse entre las fans los nervios a flor de piel y las ganas por ver a su ídolo. De repente, la melodía de ‘American Horror Story’ invadió todo el teatro. Podía observarse sobre el escenario unas televisiones antiguas con las iniciales ‘D.M’, calaveras y alguna imagen de un combate de boxeo, que al ritmo de la música iban cambiando. El público enmudeció por completo y atónitos observaban la puesta en escena. Tras ello, sonaba la voz en off de Dani anunciando lo que venía después: la pelea, la lucha, caer y levantarse.

Y de esta manera, es como comenzaron a sonar los primeros acordes del primer single de ‘La Montaña Rusa’ que lleva por nombre ‘Las Ganas’, y fue entonces cuando el teatro se revolucionó, consiguiendo de esta manera, que nadie ocupase las butacas en ningún momento. Se pudo apreciar a un Dani cómodo, a gusto y con ganas, con el lugar del concierto, ya que recuerden que en su última visita en Albacete, se mostró en directo incómodo y enfadado por el lugar que le habían cedido para poder realizar el “show” (Carpa “Viva la feria”, 10 de septiembre de 2014).


Con un “todo el mundo sube las manos arriba”, comenzaba a sonar ‘Nada más que tú’, con el mismo ritmo cañero de la anterior, y le sigue ‘Paloma’, muestra lado más humano, con la que además sigue manteniendo al público en pie. Tras ella, comienzan a sonar los acordes de ‘Dibujas’ a la que le da el mismo ritmo rockero que las canciones anteriores. Martín pone la vista atrás, y es que comienza a sonar uno de los temas exitoso de su etapa en ‘El Canto Del Loco’, a guitarra y piano suena ‘Peter Pan’, una canción muy coreada y que el público se hace con ella. La melódica ‘París’ toma su camino. Suena uno de los éxitos rescatados de su anterior trabajo homónimo ‘Mi teatro’. Con un “vamos a pelear, arriba las manos” el cantante madrileño retoma el combate, llega ‘Pelear’, cañera con la que todo el mundo da palmas.

“¿Te la sabes?” pregunta Dani Martín a su público y comienza a cantar “me duele el alma y ya no sé qué hacer”, es así como empieza ‘Que se mueran de envidia’ uno de los grandes éxitos de su último trabajo ‘La Montaña Rusa’ esta vez hecho más balada, y que parece que al público le encanta, y no quiere que la canción acabe nunca, y que además llega a sorprender con su final a capela en el que se luce y brilla como estrella en el cielo.

Le gritan desde platea un “qué viva la madre que te parió” y el artista se pone a agasajar a todos los hombres albaceteños presentes, y acto seguido agradece la asistencia a Herminia, la madre de Raúl Cimas y desde allí manda un beso al cómico albaceteño. A continuación, admite que a pesar de que “no me gusta cantar canciones que no haya hecho y sentido yo, pero esta la sentí muy mía”, puesto que este tema lo ha compuesto Leiva, presenta el melancólico tema ‘Madrid, Madrid, Madrid’. La emotiva ‘Beatles & Stones’ se hace hueco en esta noche, el final de la canción hace que nos venga a la cabeza la mítica ‘Hey Jude’ de ‘The Beatles’, puesto que el cantante lo encaja a la perfección, y hace de ella una versión diferente a la que estábamos acostumbrados a escuchar.

Arranca la nostálgica ‘Ahora’ que es muy aplaudida desde el primer momento. Tras ella, hace una breve pausa para hablar de “la soledad elegida es maravillosa” y preguntar “¿Seguimos? ¿Juntos? Porque queremos ¿no? Y porque nos apetece”. Con otro arriba las manos y muy rockera suena ‘Romperás’, que el público la disfruta al máximo. Tras una breve pausa, y tras dirigirse a su público, poco a poco casi sin darse cuenta, Martín va introduciendo junto a su banda ‘Por las venas’.

Vuelve a pedir “Las manos arriba Albacete”, y con ello llega el momento de las presentaciones de sus músicos y Dani Martín es original hasta para eso, y los presenta retando al público a seguirle cantando, y comienza con “Coki Giménez (batería), vaya ritmo que tienes, Roberto Lavella, (guitarra), tu siempre has sido una estrella, Candy Caramelo, (bajo), rock’n roll con veneno”. Dani & The Reventones se tiran al suelo, y las luces se bajan…hace un guiño a la serie de ambientación ochentera ‘Stranger Things’ nombrando a uno de sus personajes y declarando que “él es nuestro ‘demogorgon’ particular... Paco Salazar, guitarrista y porno star” De un salto, el madrileño se sube al piano de su compañero y voz “Iñaki García, yo un hijo te hacía” tras bromear, Dani Martín comenta con su público el calor que hace en el teatro, y acto seguido comienzan a sonar guitarras con sabor a ‘Los Rodríguez’, y efectivamente, es cuando suena ‘Hace calor’, en la que se ha aferrado a la guitarra, para dejarle el micrófono a las voces de sus músicos, que cantan repartiéndose las estrofas, un momento inesperado en el concierto.

Tras casi hora y media, y preguntar a los asistentes “¿Estáis bien? ¿Seguimos? ¿Queréis más? ¿Mucho más?” Llega un breve bloque que inicia con canciones de su antigua banda ‘El Canto Del Loco’, que inicia con ‘Ya nada volverá a ser como antes’ y ‘Una foto en blanco y negro’, canciones que fueron el himno de toda una generación y que jamás olvidarán y a pesar de haber pasado los años, demuestran saberse la letra como desde el primer día. Prosigue con “No sé si pensar, si eres el ángel que cuida mi camino”, y de esta manera ‘La suerte de mi vida’ irrumpe en el Teatro Circo, en la línea de las giras anteriores, y es que es un clásico que no puede faltar y que los fans disfrutan con ella en cada concierto.

Breve descanso, y las primeras notas de ‘Mi lamento’ a piano suenan–una canción homenaje a su hermana y a la dolorosa pérdida que sufrió- y hacen enmudecer el teatro entero, al que consiguió erizar el vello, con el homenaje que le brindó a su hermana. En las últimas estrofas con la voz algo quebrada, el cantante acaba emocionado, y hace emocionarse a más de una. Siguiendo el momento emotivo, Martín continúa con ‘Feel’ de Robbie Williams, que le viene como anillo al dedo y la borda a la perfección, para después introducir de manera triste y oscura “teníamos tanto miedo, que no pudimos jugar, teníamos tanto dentro, y no lo supimos sacar, teníamos tanto bueno, que sólo salía pisar, Sevilla, Cádiz, Madrid” y así continuar con ‘Guerra de pasos’ perteneciente a su ‘Montaña Rusa’, y Dani Martín anima a que se forme una marea de brazos en sus últimas estrofas con “arriba las manos Albacete” y un “más arriba”.

Han pasado más de dos horas de concierto, y Martín pregunta al público que si quiere más y que lo pidan. El último bloque lo inicia ‘Cero’ rescatada del anterior álbum, y la antesala al final del concierto es ‘Emocional’. Como colofón final a dos horas y media de concierto, llega otro de los singles de su último disco, ‘Los Charcos’, con el que finaliza el directo de ‘La Montaña Rusa’ sin antes, subir a una niña –que se encontraba en primera fila- al escenario, y como ya viene siendo habitual en todas las giras, en esta Dani le regala su chaleco que ha llevado puesto durante todo el concierto y le pone una peluca azul para así disfrazarla de él mismo, y de esta manera dar por concluido el ‘show’ saltando con ella desde un altavoz, y saliendo desde el escenario unas serpentinas de color plata para indicar el fin del espectáculo.

De esta forma, la ovación del público inundó el Teatro Circo de Albacete, y es que los asistentes se encontraban pletóricos, y se podía palpar en el ambiente el cariño que su público le procesaba. Una vez más, el madrileño, ha vencido sobre el ring de ‘La Montaña Rusa’ en Albacete, quedándole aún tres paradas más, siendo una en México el 1 de diciembre, y dos en Barcelona, 13 y 14 del mismo mes, con la que concluirá la gira.

Carol Martínez A./ Albacete

1 comentario:

  1. Genial artículo de un no menos extraordinario concierto de Dani.
    No es de extrañar que se agotasen la entradas poco tiempo después de ponerse a la venta.

    ResponderEliminar