VILLASECA DE LA SAGRA EN LA “XX SEMANA CULTURAL TAURINA” DEL CLUB TAURINO “MAZZANTINI” DE LLODIO


El alcalde de Villaseca de la Sagra, Jesús Hijosa, participó invitado por el Club Taurino “Mazzantini”, uno de los más antiguos de España, a la “XX Semana Cultural Taurina” de Llodio (Álava) en la cuarta jornada de dicha semana cultural dedicada a las ferias de novilladas donde participó también el representante de la feria de Calasparra, Pedro Chicote y moderado por el periodista bilbaíno, Alfredo Casas.



“A Villaseca de la Sagra se la conoce a nivel nacional por sus certámenes de novilladas y su apuesta por las actividades taurinas culturales” señaló Jesús Hijosa.

En su intervención Jesús Hijosa, destacó que la localidad de Villaseca de la Sagra se la conoce a nivel nacional de toda España por la firme y decidida apuesta del Ayuntamiento en pro de la Fiesta, la promoción de los nuevos valores y la defensa incansable de los toros como seña de identidad con la organización de sus certámenes de novilladas, Alfarero de Oro y Plata así como sus premios taurinos, encierros tradicionales, Dia de la Tauromaquia, concurso de recortes y sus tradicionales Jornadas Taurinas por donde han pasado desde toreros como Espartaco, Juan Mora, Joselito, Ruiz Miguel, Vicente Ruiz “El Soro”, César Rincón……

Así mismo indicó que “el ayuntamiento invierte en los toros porque es también un beneficio económico para el pueblo en puestos de trabajo que se crean, en dinero que se ingresan en restaurantes, hoteles, cafeterías.. hay que tener en cuenta que en un encierro puede haber en Villaseca de la Sagra cerca de 5.000 personas. Todo eso repercute en el pueblo”. 

“Es necesario bajar los costes de las novilladas sino no tienen viabilidad y son deficitarias para todos los que las hacemos por derecho y cumpliendo todos los pagos”.



A lo largo de la exposición sobre el modelo que es Villaseca de la Sagra, el alcalde de la localidad señaló que "la Fiesta de los toros necesita una reconversión no puede ser que una novillada valga 40.000 euros. Es necesario bajar los costes de las novilladas y la Administración debería jugar un papel importante en ello. El gran problema de los toros es la gente que está dentro que no quiere cambios”. Indicó así mismo que “la legislación en estos momentos no favorece la organización de festejos taurinos y la administración central, regional o a quien competa debería revisarla”.

“El aficionado tiene que tener voz y voto en el toro porque es el que paga la entrada” indicó Jesús Hijosa.

Villaseca de la Sagra, localidad de apenas 2.000 habitantes ha seguido el modelo francés donde la participación de los aficionados es importante trasladándolo a tierras sagreñas y asi en esta localidad quiere que el aficionado sea el eje de nuestros certámenes, es decir, la importancia de una plaza se adquiere con la seriedad de las ganaderías que se lidian y el prestigio así como el contribuir a crear la inquietud de nuestra fiesta en cientos de nuevos aficionados. El trabajo bien hecho crea afición y asi este año el Alfarero de Oro ha sido el más rematado de todos los celebrados habiendo tenido buenas entradas en los cinco días de novilladas”. 



“El festejo popular debe de ir unido con la feria de novilladas porque trae y hace de efecto llamada a la gente y al aficionado taurino en general”.

"Los festejos populares deben de ser la base de los festejos taurinos como las novilladas y certámenes, sin la existencia de uno no podemos hablar del otro. En nuestra localidad los encierros tradicionales aglutinan cada mañana de encierro a casi cinco mil personas que viven el festejo popular con un protagonismo máximo. El festejo popular hace un efecto llamada a la gente y sobre todo al aficionado”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario