CARTELES CON HISTORIA: AÑO 1911, UNA MORENA Y UNA RUBIA (Incluye crónicas y algo más)


El automóvil era el sorprendente invento que hacia furor en la época. El artista que realizó el cartel anunciador de la feria no perdió la ocasión de reflejar este acontecimiento y reprodujo un paseo de coches de caballo y de motor con tripulantes ataviados a la última moda de París.

El afortunado personaje que ofrece sus brazos a dos supuestas “Casta y Susana”, una morena y una rubia, poco tiene que ver con los protagonistas habituales de la cartelería taurina.

En un cartel con tanto vehículo no podía faltar Cocherito Ibarra “Cocherito de Bilbao”, que era el nuevo oponente al siempre triunfador en Albacete Rafael González “Machaquito”, al que en esta ocasión le esperaban morlacos de Vicente Martínez y de la viuda de Pérez-Tabernero, de noble linaje ganadero y apellido que aparece en los carteles en la actualidad. 

Se anuncia que la compañía de ferrocarriles estableció, como en años anteriores, trenes de ida y vuelta a precios muy reducidos.
 Extraído del libro Un siglo de Carteles Taurinos con autorización de Carlos Gutiérrez 

EL CARTEL Y LAS CRÓNICAS DE LA FERIA DE 1911


DIARIO EL IMPARCIAL
LUNES 10 DE SEPTIEMBRE DE 1911
LA PRIMERA CORRIDA DE ALBACETE


Albacete 9 (7,31 noche)
En la primera corrida con un lleno completo y con un programa excelente, Machaquito y Cocherito y toros de D. Vicente Martínez, se ha celebrado la primera corrida de la feria.

El primer bicho, negro y corto de piones, cumple nada más en varas. Antes Machaquito lo había toreado por verónicas con tal arte y tan feliz eficacia, que la suerte le valió una ovación. 

Banderilleado el bicho por Camara y Cantimplas. Machaquito hace una superior faena de muleta para afinar al manso, lo pincha en lo duro y le da luego un grandísimo volapié en lo alto y hasta las cintas. Ovación extraordinaria y la oreja.

El segundo es voluntario. En cinco puyazos da dos golpetazos y mata un caballo. Antes Cocherito le había toreado bien por verónicas. El mismo Cochero torea brevemente con la muleta y pega una estocada de acá.

Tercero, negro y abrochado de avíos. Es bravo porque se deja pegar seis veces; pero no empuja y se conforma con revolear en dos a los picadores y matarles en caballo. En los quites se lucen los matadores.

Machaquito banderillea, colocando un soberano par de frente y otro muy bueno al cuarteo, palmas. Luego, con la muleta, ejecuta una gran faena por la apretada y vistosísima, y se arranca a volapié tan cerca y tan despacio, que el bicho le alcanza y le prende y le zarandea con tremendo aparato. El toro estaba agonizante, porque el cordobés le había metido la espada entera en las agujas y no pudo echarse al torero encima. Machaquito, entre la emoción del público, se alza, valeroso y sereno como siempre, y remata de un certero descabello a la primera. Ovación delirante y la oreja. El espada ingresa en la enfermería para ser atendido de un varetazo en el pecho, que no le impide seguir las faenas propias de su profesión- Al salir, el público le ovaciona.

El cuarto, negro se porta bien en varas. Cocherito hace una buena labor de muleta para dar dos pinchazos en su sitio, luego media estocada alta u después otros dos pinchazos. El toro cae y… amarillo, si, y amarillo, no.

El quinto, castaño, de más poder que bravura, soporta cuatro puyazos, vuelca en tres y asesina una jaca.

Machaquito –puesto que no ocurre nada de particular en banderillas- pelea con el toro, que se halla defendiéndose en los tableros; lo saca con inteligente trasteo y lo mata de una gran estocada. Muchas palmas.

El último Martínez, negro y bravo, toma seis puyazos, no sin proporcionar cinco aterrizajes violentos y matar un caballo.

Cocherito torea al enemigo, que no quería salir de tablas, y allí mismo le pega media estocada muy buena. Muchas palmas.

DIARIO EL IMPARCIAL
MARTES 11 DE SEPTIEMBRE DE 1911
SEGUNDA DE FERIA EN ALBACETE

Albacete 10 (7,38 noche)
Ha habido un lleno total en la plaza. El cartel satisfacía a los aficionados de esta región y han acudido a la fiesta a millares. Los toros eran de Pérez Tabernero y los matadores Machaquito y Cocherito.

Los toros han cumplido muy bien. De los lidiados, cinco fueron bravos, y de estos cinco, dos muy bravos, y uno manso.

Machaquito toreó sus bichos por verónicas con el arrojo de siempre y con la eficacia y el arte que nadie puede negarle. A su primer toro, después de un trasteo valiente,. Le dio un buen pinchazo, otro mejor y, por fin, una estocada hasta el puño. A su segundo, que estaba muy quedado, tras de una faena inteligente y lucida, lo tumbó de una gran estocada y un descabello al primer intento. Ovación larguísima. En el quinto banderilleó, colocando dos pares de frente magníficos; luego brindó a los tendidos y realizó con el trapo una de sus faenas qie sorprenden y asustan, inaugurada con un pase sentado en el estribo de la barrera y rematada con un volapié colosal y un descabello. Ovación y oreja.

Cocherito, que en su primer toro fue volteado sin sufrir daños ni quebrantos, estuvo muy valeroso con la muleta y mató de media estocada alta y un certero descabello. Ovación. En El segundo suyo, que fue el más manso de la corrida, banderilleó, prendiendo de una vez dos pares, y, de otra, uno sencillo. Todo bueno. Con la muleta peleó magistralmente y con el estoque atizó media estocada superiorísima y un descabello. Ovación y oreja. En el último toreó brevemente y dio media estocada caída.

Fuente consultada para crónicas y datos sobre la Feria de Albacete de 1911:
Diario El Imparcial en la Hemeroteca Digital de la Biblioteca Nacional de España para septiembre de 1911.

 
* Arriba: Retrato del torero Machaquito publicado en 1912 con motivo de su reaparición en Barcelona tras haber estado apartado de los ruedos durante ocho meses a consecuencia de una cogida sufrida en Madrid.
 De Diego Calvache Gómez de Mercado - Mundo Gráfico, número 30 de 22 de mayo de 1912, página 24.
Dominio público, Enlace.

ALGO MÁS DE 1911 EN ALBACETE

Durante la sesión plenaria del Ayuntamiento del 23 de agosto de 1910 y siendo alcalde Don Abelardo Sánchez, se acuerda la construcción de un gran parque en la ciudad. Las obras de construcción comenzarían en febrero del año siguiente. Estas implicaron la plantación de 12.000 pinos y otros 400 árboles más de distintas especies, llegando a un coste total de 31.788’68 pesetas. En un primer momento, recibió el nombre de "Parque de Canalejas", en homenaje a José Canalejas, Presidente del Gobierno español.

Durante el Franquismo, pasó a llamarse "Parque de los Mártires", hasta que con la llegada de la democracia se le bautizó con su actual nombre, "Parque Abelardo Sánchez", en honor al alcalde que promovió su construcción.

Con la creación del "Parque de Canalejas" en 1911, la ciudad se fue desarrollando a lo largo de la calle Tesifonte Gallego, así como de las avenidas y paseos que rodeaban el Parque.

En la Plaza de Gabriel Lodares, Plaza de Canalejas en aquellos años, se levanta la sede central de la CCM, el Chalet de don Arturo Cortés, actual Delegación de Defensa, la Casa de don Canciano López, y la Casa Archillas. En el centro de esta plaza, en 1916, se inaugura la conocidísima Fuente de las Ranas, dedicada a Dionisio Guardiola, hasta 1935, año en que es retirada. Hoy esta fuente está situada al final del paseo de la Libertad, en su cruce con el paseo de la Cuba.

En la foto vemos la Fuente de las Ranas en su estado y ubicación actuales. Junto a ella apreciamos la Estatua al Sembrador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario