EL DR. MASEGOSA “PARÓ, TEMPLÓ Y MANDÓ” EN VALLADOLID


Gustó su conferencia “Pasado, presente y futuro de la cirugía taurina”. 

El doctor Pascual González Masegosa recibió su título de  “Académico Corresponsal” por parte de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Valladolid, tras impartir su conferencia “Pasado, presente y futuro de la cirugía taurina”.


Con la firma de: Santos García Catalán

La mesa presidencial de la Academia vallisoletana dio paso al cirujano albacetense que, antes de pronunciar su disertación, dedicó unas palabras al colega fallecido recientemente: el doctor Ramón Vila, cirujano jefe de la Real Maestranza de Sevilla. Luego mencionó a sus dos valedores y colegas vallisoletanos: los doctores y cirujanos taurinos Mateo y Rabadán.

Y partir de ese momento Masegosa inició su ponencia (capote en mano) con una alusión clara: “la Cirugía Taurina va directamente ligada a la historia de la tauromaquia desde prácticamente sus inicios, en que comienzan a celebrarse las corridas de toros”. Paró...

Y “paró” (taurinamente hablando) porque hizo una exhaustiva historia de la tauromaquia para, posteriormente, entrar de lleno en la cirugía taurina. No faltaron las citas lorquianas como la del torerillo Manuel Sánchez (“Los Mozos de Monleón”) que decía después de la cogida: 

“Compañeros, yo me muero;
Amigos, estoy muy malo;
Tres pañuelos tengo dentro,
Y este que meto son cuatro”.

Habló de estadísticas y del primer reglamento taurino estatal de 1930, “que habla de la necesidad de que un médico esté en la enfermería, pero sin entrar en mayores detalles” (Templó...).

Y habló del gran Ricardo Torres “Bombita”, que fue el mecenas y artífice del desaparecido Montepío de Toreros y su famoso sanatorio. Y terminó con una frase de Rafael Gómez “El Gallo”: “La verdad del toreo es tener un misterio que decir... Y decirlo”. 

Y otra de su cosecha: “Por esa misma razón he querido contarlo, pues para muchos la Cirugía Taurina también es un misterio”. (Mandó...)

Todos los corresponsales académicos tienen su correspondiente recepción por el académico de número correspondiente. En este caso fue el Dr. Mateo quién recomendó y quién contestó a la brillante conferencia de su colega albaceteño.

Y lo argumentó el veterano cirujano vallisoletano con gracia literaria y con marcado acento manchego y cervantino: quiero que aquí, a mi lado y en compañía de estas buenas gentes te sientes...”. 

Para proseguir: “Dr. González Masegosa, Gobernador de la Ínsula en la que habitan los cirujanos taurinos españoles, tome asiento aquí, a nuestro lado, en compañía de estas buenas gentes que han disfrutado con su discurso y que ahora habrán de soportar pacientemente el mío”.

El Dr. Mateo recordó el amplio historial profesional del corresponsal entrante y no dudó en alabar el mismo para, posteriormente, marcar el futuro: “Y aspiramos a que la Cirugía Taurina sea una materia de frecuente divulgación y discusión en nuestras Sesiones Científicas”.

Tocó también Mateo las estadísticas y, sobre todo, se recreó con incalculables citas cervantinas. Finalizó el cirujano pucelano con otra frase del ingenioso hidalgo: “Dese por contento el buen amigo y hablen las lenguas de las gentes castellanas de lo que aquí han visto y oído”.

Por nuestra parte seguimos su máxima y aquí hemos expuesto lo que ocurrió, más o menos, en esa ilustre casa que roza casi los trescientos años de edad- cifra muy respetable- y donde impera, por encima de todo, el humanismo. Si fuera una crítica taurina añadiríamos: “Ambas faenas fueron de Puerta Grande”!!!

Entre los asistentes pudimos saludar a Javier León de la Riva, ex alcalde -gran taurino y defensor de la Fiesta durante sus veinte años de máximo regidor de Valladolid- y médico con especialidad en Ginecología. Y al presidente de la Federación Taurina de Valladolid, Justo Berrocal, junto a Mariadela Alvarez, secretaria de la citada entidad.

P.D. El Dr. Vila disfrutaría con las lecturas de sus colegas porque, como a ellos, a él le gustaba y amaba a nuestra Fiesta. D.E.P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario