TRIUNFO DE JOSÉ FERNANDO MOLINA EN EL HOMENAJE AL MAESTRO DÁMASO


Ayer era el día elegido para tributar el homenaje al maestro Dámaso González, x la mañana se rindió pleitesía a quien tanto hizo por la Ciudad y sus habitantes, sean aficionados Taurinos o no , con una ofrenda floral por parte de las distintas asociaciones Taurinas de Albacete, así como por parte de los miembros del ayuntamiento de la Ciudad, Los miembros que le impulsaron la esfinge que podemos ver junto a la puerta grande del coso manchego no podían faltar en el día de ayer, cómo tampoco faltaron las hijas, hijo y amigos del maestro.



Entrando a diseccionar lo que por la tarde aconteció en el festival a beneficio de la institución del Sagrado Corazón, más conocido por “El Cotolengo”, lo primero es la gran respuesta de público, casi lleno en los tendidos, no podía el público manchego fallar en el día ayer, como no lo hizo nunca que se le necesitó el rey del temple.

Al romperse el paseíllo se guardó un impresionante y respetuosísimo minuto de silencio en memoria de quien ayer por primera vez faltaba a esta cita anual en la Ciudad, Abría cartel Enrique Ponce, que se enfrentó a un novillo de Manuela Agustina López Flores, ya con el capote se vi las escasas fuerzas que tenía el de Samuel, el de chiva tuvo pocas opciones de lucimiento, este novillo se lo brindó a la familia del maestro Dámaso, presentes en la plaza. Ovación

El siguiente por orden de actuación fue Julián López “El Juli”, solo pudo lucirse con el capote, ya que con la muleta tras la primera tanda de rajo y no hubo manera de levantar el trasteo, Ovación.

Volvía a Albacete uno de los últimos toreros idolatrados por la parroquia del coso de la calle de la Feria, Miguel Ángel Perera, su oponente llevaba el Hierro de quien tantas tardes compartiera cartel con Dámaso, El Capea, suegro a la postre del diestro de la puebla de prior, en los medios lo espero y con un pase cambiado por la espalda comenzó su labor , labor que dejó series de torero templado con la diestra, con la siniestra bajo el nivel del trasteo, estocada casi entera , dos orejas.

Otro de los que compartió infinidad de veces miedos y alegrías por la geografía mundial, fue Paquirri, ayer el menor de sus vástagos, Cayetano Rivera, sacó la raza de bárbate para recibir postrado de hinojos al de José Vázquez, fervor mayoritario femenino en el tendido, lo mejor de Cayetano fue sin duda el espadazo que recetó como colofón, Oreja.

Salto al ruedo manchego un burraco de El Torero , que dio Lídia y muerte Paco Ureña, no terminó de coger vuelo la faena , unas veces por enganchones, otras por las pocas embestidas sinceras del burraco, Oreja.

El Último Novillo para un matador de Toros fue el novillo de Encinagrande , bien alimentado estaba el Novillos, el de mayor presencia del encierro posiblemente, Tanta presencia tuvo el novillo como nulas opciones de triunfo propició a Rubén Pinar, que le hizo pasar un mal rato al De Santiago de Mora. Palmas.

La tarde se cerraba con doble motivo emotivo, José Fernando Molina, Novillero de la escuela taurina local, se ha hecho prácticamente torero en casa del maestro, y suyo también era el novillo que Lidio “Oscurillo”, que fue tan noble como su criador... todo bondad.

El incipiente torero fue lo más jaleado por el público asistente, con el recibo capotero ya fue la plaza un clamor con él , pero a medida que Iba avanzando la faena el público enardecía y es que el novillero manchego hizo de todo, cambios por la espalda, arrucinas, llegando a los tendidos con intensidad . Dos Orejas y Rabo como premio final a una faena que brindó a los hijos del maestro, para poner si cabía más emotividad al colofón final de este homenaje al maestro Dámaso González.


FICHA DEL FESTEJO

Albacete, domingo 13 de mayo de 2018. XXIX Festival taurino a beneficio del “Cotolengo”. Casi lleno.

Novillos-toros donados por las ganaderías de Samuel Flores, manso y descastado; Daniel Ruiz, flojo, rajado; El Capea, con movilidad y transmisión lo que duró; José Vázquez, noble, con opciones; El Torero, encastado y embestidor; Encinagrande, parado y descastado; y Sonia González, encastado, vuelta al ruedo en el arrastre.

Enrique Ponce, ovación tras aviso.

“El Juli”, ovación.

Miguel Ángel Perera, dos orejas tras aviso.

Cayetano, oreja.

Paco Ureña, oreja tras aviso.

Rubén Pinar, palmas.

José Fernando Molina, alumno de la escuela taurina de Albacete, dos orejas y rabo tras aviso.

La Galería del festejo próximamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario