PEQUEÑA HISTORIA DEL TEATRO CIRCO 4 (Fin)


Paralelamente a la actividad escénica, el Teatro Circo también ha sido testigo de otros acontecimientos de orden social y político que conformaron la historia de nuestra ciudad.


Fuente e imágenes Teatro Circo de Albacete | Escrito por Emilia Ochando Madrigal

Pero la actividad fundamental del Teatro Circo ha sido la cinematográfica. El cine llegó a Albacete en 1897, el mismo año de la inauguración del Teatro, aunque no acogió la primera proyección hasta 1901, año en que se presentaría un nuevo invento, el “Fonobiograf”, cinematógrafo combinado con un fonógrafo. A partir de entonces, la actividad cinematográfica es constante, aunque en las primeras décadas del siglo, las sesiones se hacían combinando películas con espectáculos de variedades; estamos en la época del cine mudo, cuando la proyección era acompañada en la sala por una pequeña orquesta, el Sexteto Laliga.

Después llegaría el cine sonoro, que desbancaría al teatro y haría casi desaparecer al género de las variedades y comenzaría la época de las sesiones continuas, con martes popular y domingo matinal, con butaca a tres pesetas y entrada de gallinero por una peseta. Y el Teatro Circo se convertiría en otra sala de cine, de las muchas que fueron apareciendo en Albacete allá por los años cincuenta y sesenta, e incorporaría adelantos como el sistema technicolor en 1944, o la pantalla panorámica en 1954; y asistiríamos allí al estreno riguroso y en exclusiva de Lo que el viento se llevó, el último día del año 1951.

Y así continuaría su quehacer diario como el resto de la ciudad hasta su cierre, el día 2 de enero de1986, debido a la jubilación de su último empresario, D. José Olivas Rodríguez. Ese mismo año abrió sus puertas el Auditorio Municipal de Albacete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario