CONSEJOS ANTE LA OLA DE CALOR ACTUAL


Evitar el sol e hidratarse. La Agencia Estatal de Meteorología prevé un aumento de las temperaturas, especialmente de las máximas, durante varios días en Castilla-La Mancha. La alerta arrancó ayer y a partir del fin de semana será complicado conciliar el sueño. Desde la Dirección General de Salud Pública y Consumo destacan las mejores medidas para afrontar las altas temperaturas, principalmente, protegerse del calor, refrescarse, beber y comer regularmente, pedir consejo médico y no dudar a la hora de ayudar o pedir ayuda.


SANIDAD PIDE SENTIDO COMÚN ANTE LA PRIMERA OLA DE CALOR

Fuente Diario Sanitario Fotos Pixabay

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha activado, a las 12 horas de ayer, el Plan Específico de Protección Civil ante el Riesgo por Fenómenos Meteorológicos Adversos (METEOCAM) en fase de alerta, en las cinco provincias de la Comunidad Autónoma, debido a las altas temperaturas.

Así, la Dirección General de Protección Ciudadana, dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, ha decretado este mediodía la activación del METEOCAM atendiendo a las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que indica que en determinadas comarcas de la región, a partir de hoy, se puedan superar temperaturas máximas de 40 grados centígrados.

Ante esta situación, y dando cumplimiento también al propio METEOCAM que establece, en el punto 3.1 de su texto, que se llevará a cabo la activación del Plan específico cuando el boletín de la AEMET establezca alertas por fenómenos meteorológicos adversos en nivel rojo o naranja, desde el Gobierno regional se ha decidido la puesta en marcha del Plan.


De hecho, el riesgo por altas temperaturas es importante en algunos puntos de Castilla-La Mancha, como es el caso de la provincia de Toledo donde hay aviso de nivel naranja en el Valle del Tajo, zona en donde se alcanzarán durante el día los 40º.

Como consecuencia de la activación del METEOCAM, desde el Servicio 112 se ha procedido a informar a los ayuntamientos, diputaciones provinciales y a los grupos de intervención en emergencias, para que puedan establecer las medidas de prevención, seguimiento y respuesta que estimen oportunas.

Además, desde el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 112 de Castilla-La Mancha se ha comenzado a realizar un seguimiento permanente de aquellos incidentes que estén directamente relacionados con este fenómeno meteorológico.
La Consejería de Sanidad recuerda a todos los ciudadanos que la exposición sostenida a temperaturas excesivas puede provocar riesgos para la salud por lo que es necesario protegerse frente a ellas.
Así, se recomienda evitar las salidas y actividades en las horas más calurosas (generalmente entre las dos y las seis de la tarde) y más aún, en actividades físicas como deportes o trabajos que requieran un importante esfuerzo físico. Si es necesario salir de casa en esas horas se recomienda buscar la sombra, llevar agua, utilizar sombrero y ropas ligeras de colores claros y, preferiblemente, de algodón.

También se aconseja mantener fresca la vivienda, sobre todo en aquellos hogares donde residen personas mayores de 60 años, niños o enfermos crónicos, cerrando las ventanas o persianas cuando la temperatura exterior sea más elevada, y abrir ventanas y ventilar por la noche, en la madrugada y a primeras horas de la mañana, cuando la temperatura exterior sea más fresca.


Para refrescarse se plantea permanecer dentro del domicilio en las habitaciones más frescas, ducharse o bañarse varias veces al día o humedecer el cuerpo.
Otra de las recomendaciones indicadas es beber líquidos en abundancia aunque no se sienta sed, evitar tomar bebidas con alcohol, cafeína y azúcar, hacer varias comidas al día, incluyendo frutas y verduras, salvo en caso de diarrea, y evitar las comidas copiosas.
De igual forma, debemos pedir consejo al médico o enfermero, sobre todo si se toman medicamentos o si aparecen síntomas no habituales como calambres musculares en los brazos, las piernas o el vientre, o agotamiento, más grave, que puede manifestarse por aturdimiento, debilidad e insomnio habitual.

Asimismo, se indica que no debemos dudar en pedir ayuda a un pariente o a un vecino si el calor nos hace sentirnos mal y se recomienda, en general, informarnos del estado de salud de las personas mayores de nuestro entorno que vivan solas o tengan una situación de fragilidad o dependencia y ayudarles a comer y a beber.

Con la colaboración de

No hay comentarios:

Publicar un comentario