LA TESIS DE LA MATRONA ANA RUBIO, UN SOBRESALIENTE CUM LAUDE


Reducir la episiotomía en los partos implicaría un descenso de las hemorragias. Así lo demuestra la tesis de la matrona Ana Rubio, quien ha elaborado un modelo predictivo de sangrado postparto. También ha concluido que administrar oxitocina después del alumbramiento reduce el sangrado. Su tesis, defendida en la Universidad de Castilla-La Mancha, ha obtenido la calificación de Sobresaliente Cum Laude.


LA TESIS DE LA MATRONA ANA RUBIO, UN SOBRESALIENTE CUM LAUDE
Rubio, junto a sus directores de tesis, con los que ha trabajado durante más de tres años.

UNA MATRONA ADVIERTE DE LOS RIESGOS DE LA EPISIOTOMÍA


“La episiotomía se relaciona con mayores pérdidas de hemoglobina en comparación con cualquier grado de desgarro espontáneo, por lo que una disminución en su práctica supondría una medida eficaz en la prevención de mayores pérdidas sanguíneas postparto”, concluye el trabajo defendido en la Facultad de Enfermería de Albacete.

Del mismo modo, la tesis de esta matrona subraya que el alumbramiento dirigido y la reducción de partos instrumentales a los estrictamente necesarios constituirían a su vez prácticas preventivas de sangrado y anemia postparto.

“Hemorragia postparto: factores de riesgo asociados y modelo predictivo del riesgo de sangrado excesivo postparto” ha contado con la dirección de los doctores Milagros Molina y Antonio Hernández. En este trabajo también se advierte de la importancia de estrechar la vigilancia durante el puerperio de aquellas mujeres que den a luz por primera vez, debido a su asociación con mayores pérdidas sanguíneas.

Rubio ha conseguido, además, elaborar y validar un modelo de predicción del riesgo de sangrado excesivo postparto. Su aplicación podría permitir a los profesionales de la obstetricia un manejo oportuno de la hemorragia, al permitir la anticipación de nuevos casos, y por consiguiente, conducir a mejores resultados maternos en salud.

LA TESIS DE LA MATRONA ANA RUBIO, UN SOBRESALIENTE CUM LAUDE
Y es que hay que tener en cuenta que la hemorragia obstétrica es una de las principales causas de mortalidad materna directa en el mundo. En 2015, de las 303.000 defunciones de mujeres por complicaciones durante el embarazo y el parto, el 27% fueron secundarias a hemorragia, ocurriendo más de dos tercios durante las primeras 24 horas postparto.

Gracias al impulso de diversas políticas internacionales, se ha logrado reducir la razón de mortalidad materna (RMM) un 45% entre 1990-2015. Sin embargo, Rubio ha recordado que este descenso no ha sido equitativo, ya que casi la totalidad (99%) se concentra en países de bajos recursos, encontrando una RMM en las regiones en desarrollo 20 veces superior que en regiones desarrolladas.

En cuanto a la incidencia de hemorragia, África registra las tasas más altas (25,7%), en comparación con países como Europa donde su incidencia se reduce entre un 6,3-13% de los partos. Concretamente, Senegal registra 315 muertes por 100.000 nacidos vivos, siendo la hemorragia la principal causa de muerte materna, por delante incluso de la preeclampsia y la sepsis puerperal.

A sus 28 años, esta matrona ha superado los tres años de diplomatura, el año para preparar el examen de enfermera interna residente, los dos años de especialidad y más de tres años de doctorado. Ha leído su tesis, que le ha valido un Sobresaliente Cum Laude, y ha publicado cuatro artículos centrados en la hemorragia postparto. No obstante, esta enfermera sigue encadenando contratos temporales. La vocación guía una profesión de esfuerzo que no ha hecho nada más que empezar.

Con la colaboración de

No hay comentarios:

Publicar un comentario