MÁS FIESTAS DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL PARA LA PROVINCIA DE ALBACETE


La Dirección General de Turismo, Comercio y Artesanía ha otorgado el título de Fiesta de Interés Turístico Regional a la Fiesta de Montones y Carrera Nocturna de Antorchas, de Carcelén (Albacete), que se celebra todos los años en dicha localidad.


LA FIESTA DE MONTONES Y CARRERA NOCTURNA DE ANTORCHAS DE CARCELÉN (ALBACETE) YA SON DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL

Fuente La Cerca

Según publica el Diario Oficial de Castilla-La Mancha de este lunes y recoge Europa Press, contra la presente Resolución, podrá interponerse recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha en el plazo de dos meses, a contar desde este martes.

En la medianoche del 23 de agosto se celebra ‘La Carrera de los Montones’, punto de partida de las fiestas patronales en honor al Santísimo Cristo de las Eras y de la Misericordia. Los actos comienzan con una carrera de antorchas que se inicia en la ‘Piedra de Mediodía’, donde en los días previos los vecinos del pueblo se afanan en hacer montones de leña para la simbólica carrera.

A las once y media de la noche del día 23, todos los participantes en la carrera prenden fuego a las tres hogueras que están en la cima de la ‘Piedra del Mediodía’, en la montaña de Peña Blanca. Cuando los montones se han prendido, se inicia la espectacular carrera de antorchas.

Son aproximadamente unos 1.500 metros atravesando la noche cerrada hasta la Ermita del Santo Cristo de las Eras, punto final del camino en el que un último montón espera ser prendido por el ‘Portador del Fuego’, el ganador de la carrera. Es entonces cuando la imagen del Cristo de las Eras es transportada en procesión desde su ermita hasta la iglesia Parroquial.

Las fiestas terminan con el tradicional somarro en el que los vecinos del pueblo asan patatas en una comida popular de encuentro entre familiares y amigos. Los más jóvenes se refrescan “tirándose al pilón”, lugar que antaño se utilizaba para dar de beber a las caballerías.

245 AÑOS DE RECONOCIMIENTO

La alcaldesa de Carcelén, Lola Gómez, ha defendido que la declaración de esta fiesta por parte del Gobierno regional es “muy especial” pues coincide con que se cumplen 245 años de la declaración por el Supremo Concejo de Castilla de la feria del municipio como feria “franca y libre de impuestos”.

Tras agradecer en rueda de prensa a la Dirección General de Turismo la concesión, la regidora ha explicado que se trata de una carrera de unos 1.500 metros en los que entre 60 y 70 corredores atraviesan la noche cerrada hasta la Ermita del Santo Cristo de las Eras, el punto final del camino en el que un último montón espera ser prendido por el ‘Portador del Fuego’, el ganador de la carrera, que, además si es carcelereño tendrá el “privilegio” de custodiar en su casa durante un año la escultura con la que se representa la carrera.

“Hoy es un día muy especial porque a tan solo 10 días de nuestra fiesta más querida recibimos este reconocimiento con el compromiso de mantener esta tradición ancestral y mejorarla cada año”, ha asegurado Lola Gómez tras añadir que es “fruto del esfuerzo que realizamos en Carcelén por dar a conocer nuestro pueblo”.

Según ha explicado la edil, llevan unos 10 años recopilando la información y en los tres últimos se le ha dado forma para presentar el expediente a la Junta de Comunidades, tras una “ardua” labor de investigación.

Anualmente reciben unos 2.000 visitantes en cada edición para contemplar esta noche “espectacular” en un pueblo “por descubrir” —ha asegurado— con un rico patrimonio arquitectónico y natural, como su castillo del siglo XIV o su ‘Piedra del Mediodía’, un reloj de sol natural que los corredores rodearán en la noche de los ‘Montones’.

Según la alcaldesa, se trata de una “explosión de luz y de fuego” en una noche mágica, con un “conjuro” de fondo, en el que se ve desde todo el pueblo las tres enormes hogueras que se encienden en lo alto del municipio, y cuyo origen “pagano” se repite cada 23 de agosto, bajo los valores de “fuerza, coraje y valentía”.

Cuando los montones se han prendido, se inicia la espectacular carrera de antorchas, y tras su fin, arranca una romería hasta la iglesia de San Andrés, en la que este año —coincidiendo con la Declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional— se ha incorporado un mural de azulejo de grandes dimensiones, de un artista francés “vinculado al pueblo”.

Con la colaboración de

No hay comentarios:

Publicar un comentario