LA SEXTA PUERTA GRANDE DE PINAR EN EL ENCIERRO DE LA QUINTA


Inasequible al desaliento. Lo de Rubén Pinar y sus continuas hazañas táuricas en Albacete es digno de entrar en el Libro Guinnes de los récords. Porque ante una interesante corrida de La Quinta, exigente y de magnífica e igualada presentación -cuyas guapas caras fueron aplaudidas al aparecer por chiqueros-, fue capaz de descerrojar por sexta vez consecutiva la Puerta Grande del bello y centenario coso neomudéjar. En cambio no dio la talla José Garrido, que sólo brilló con el percal, y cumplió de sobra el también local Andrés Palacios, sustituto a última hora del anunciado Fortes.


ALBACETE: PINAR, DE NUEVO POR LA PUERTA GRANDE, DA LA TALLA Y LOS BICORNES DE LA QUINTA TAMBIÉN

Novena de abono de la Feria Taurina de Albacete, este domingo, 16 de septiembre, con toros de La Quinta para los espadas: Andrés Palacios, Rubén Pinar y José Garrido.


La lesión y posterior caída del cartel de Fortes propició que entrase en su puesto el albaceteño Andrés Palacios, quien inicialmente se había quedado fuera del abono. Así, la composición del cartel resultó con un claro tono local entre Palacios y Pinar, completando la terna José Garrido. Tres toreros, tres, con un mismo objetivo: abrirse paso en busca de una mejor fortuna profesional aunque bien es cierto que el camino andado es distinto. Palacios llegaba con todavía el buen sabor de boca dejando la Feria pasada, Pinar con cinco puertas grandes consecutivas en Albacete y Garrido en un momento irregular donde la moneda está de canto y se está dilucidando si cae de cruz o de cara. ¿Y cómo resultó la tarde? Pues faltó un punto en todo y en casi todos. Cierto que Pinar cortó dos orejas (una más una), Palacios trenzó muletazos de alta nota, Garrido mostró disposición y los toros de “La Quinta” lucieron buena presencia y algunos dieron opciones. En el debe, las orejas de Pinar tuvieron muy distinto peso, Palacios malogró todo con los aceros, Garrido no logró nada tangible y a los toros les faltó esa casta y picante que provoca un plus de emoción que siempre se agradece. La tarde de los “bien pero...”.

LA TARDE DE LOS “BIEN PERO...”
Lorenzo del Rey (Cope)


Con permiso de Rubén Pinar, que consiguió su sexta puerta grande consecutiva en Albacete –algo que se dice pronto y que no por ello debemos obviar la importancia que tiene para un torero como él–, así como de la interesante corrida de La Quinta para el último tercio, quiero destacar a Andrés Palacios. Primero, porque seguramente muchos titulares se centrarán en el triunfo y en lo numérico de las orejas e, incluso, en el gran Jilguerito de la vacada santacolomeña que valió su peso en oro para soñar el toreo, pero creo que el albaceteño merece un hueco. Se lo ha ganado a pulso. Y ahí viene la segunda razón, y es que Andrés tiene una mano izquierda que vale Palacios. Al menos en otra época los valdría. Otrora, a estas horas los apoderados se estarían pegando por él para llevar su carrera y los empresarios para anunciarlo en sus plazas. Hoy, tristemente, no es así, y es muy probable que su clásico, puro y ortodoxo concepto caiga en saco roto para la gran masa. Una pena.

UNA ZURDA QUE VALE PALACIOS
Leo Cortijo (Por el pitón derecho)

Las Fotos de la Corrida


Las Fotos de la Corrida
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario