EL ALBACETE BALOMPIÉ, SIN FÍSICO NI FONDO DE ARMARIO


Las segundas partes merman a un Albacete que encuentra el juego, pero no los resultados


Once inicial del Albacete en el partido ante el Real Oviedo | Foto: laliga.es

El que ha sido el mejor arranque liguero del Albacete Balompié en Segunda División está torciéndose a causa de los dos últimos resultados cosechados por los de Ramis. Dos derrotas consecutivas ante Real Oviedo y Málaga CF han alejado al conjunto manchego de los puestos de playoffs y han hecho saltar las alarmas en la localidad albaceteña.

El problema no reside únicamente en los dos últimos encuentros, pues el partido que se disputó en el Carlos Belmonte ante el Real Zaragoza fue el primer aviso de que algo estaba fallando. Y hay un factor común en todos los ‘pinchazos’ de los manchegos: las segundas partes.

La falta de resistencia, el primer obstáculo a superar de Ramis

Al Albacete Balompié le está costando y mucho que el físico le dure los 90 minutos del partido. Una vez que finaliza el descanso, los de Luis Miguel Ramis no han sido capaces de volver a ser los mismos en sus últimos choques. Los ejemplos más claros de esta falta de resistencia se han visto contra el Cádiz, ante el Real Zaragoza y frente al Málaga. 

Uno de los motivos que pueden haber causado este efecto es la escasa rotación que se produce en el once titular. Aunque es un once que funciona a las mil maravillas, los jugadores están comenzando a resentirse. Néstor Susaeta lo jugó todo en la banda hasta caer lesionado para después, sustituirle Acuña con un desenlace idéntico. Y para colmo, Gorosito aumentó la lista de lesionados en tierras andaluzas.

Ramis durante el partido frente al Málaga | Foto: laliga.es
En la medular, Erice disputó todos los minutos hasta caer lesionado también, y aunque otros compañeros como Eugeni y Febas se encuentran correctamente, se aprecia en ellos una bajada de intensidad en la segunda mitad. En definitiva, los minutos están comenzando a pesar en las piernas de los jugadores del Albacete, y eso es algo muy grave teniendo en cuenta que tan sólo se han disputado nueve jornadas.

El ‘Alba’ no cuenta con un “Plan B”


Este problema sin embargo parece ser de los que tiene fácil solución; dándole descanso a los titulares y haciendo que entren en el terreno de juego los suplentes se debería cortar esa hemorragia. No obstante, de momento Ramis no parece confiar demasiado en su banquillo. El técnico catalán solamente realiza los cambios justos y necesarios; y de cara al inicio de un encuentro, el once es siempre el mismo a no ser que uno de los titulares no se encuentre disponible. Esto lleva a pensar, que en el ‘Alba’ falta fondo de armario ya que, aparte del once titular, sólo dos o tres jugadores más están a la altura de La Liga 1|2|3.

El próximo fin de semana los manchegos se volverán a reencontrar con su público en el Carlos Belmonte con el deseo de volver a sumar tres puntos delante de su gente. Si lo descrito anteriormente eran motivos para desconfiar, lo cierto es que tampoco escasean razones para confiar. Ramis ha dotado a los suyos de una identidad, un fútbol asociativo y ofensivo que ya es marca Albacete Balompié. Porque a pesar de la última derrota, en La Rosaleda el equipo practicó un fútbol muy bueno que acorraló a los de Muñiz, siendo el primer equipo visitante que marca en Málaga.

No es casualidad ocupar la séptima plaza, es el fruto de ser un equipo trabajado con jugadores de mucha calidad en la plantilla. Pero si el cuadro albacetista no quiere alejarse demasiado de la fantástica imagen mostrada en los primeros encuentros, debe encontrar ya una solución a la falta de físico y de fondo de armario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario