ROBERTO ARCOS GALARDONADO EN LA XV EDICIÓN DE LOS PREMIOS EMPRESARIALES


Roberto Arcos Galiano, es uno de los cinco empresarios que serán galardonados en la XV edición de los Premios Empresariales que la Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM) entregará el próximo 24 de octubre en el Teatro de Rojas de Toledo. Estos galardones persiguen resaltar la figura del empresario ante la sociedad castellano-manchega y premiar su contribución al desarrollo y crecimiento de la región.



RECONOCIDA LA LABOR DE LA CUCHILLERÍA ALBACETEÑA, UN SECTOR DESPROTEGIDO ANTE LAS FALSIFICACIONES


Fuente: Teresa Sánchez Garzón para eldiario.es bajo licencia Creative Commons

Este año los premios han recaído en: Arcos Hermanos, Miami Gastro, Construcciones Sarrión, Hocensa y Agrícola Garvín, uno por cada provincia de Castilla-La Mancha. "Empresarios de distintos sectores productivos que por sus especiales características han destacado a lo largo de su trayectoria empresarial en cada una de las provincias de nuestra región", ha indicado el presidente de CECAM, Ángel Nicolás.

Roberto Arcos, es natural de Albacete, y se unió oficialmente al negocio familiar de cuchillería Arcos Hermanos S.A. en el año 1976, con veintiséis años, tras acabar sus estudios de ingeniero técnico industrial de la rama mecánica y acumular varios años de experiencia en la empresa, en los cuales trabajó en varios departamentos.

En 1995 asume el cargo de director gerente teniendo como objetivo la expansión y consolidación de los mercados exteriores. Arcos Hermanos crea entonces su propia  red comercial en Francia, Arcos Francia, implantándose en nuevos mercados, Rusia, Ucrania, y manteniendo mercados tradicionales como Israel, Chile, Italia, y por supuesto su mercado principal, España.

“Es una gran satisfacción y un orgullo este reconocimiento que la patronal de Castilla-La Mancha me otorga, aunque entiendo que lo otorga a toda la empresa y un doble orgullo porque viene de los colegas empresarios de Castilla-La Mancha”, explica Roberto Arcos. Sobre el sector de la cuchillería reconoce que ha cambiado mucho, “como todas las actividades de la vida”, y que su objetivo es adaptarse a las nuevas técnicas y las nuevas demandas de los mercados para poder seguir siendo competitivo.

“La industria de la cuchillería es una industria muy tradicional en Albacete con una intervención de la mano de obra muy importante pero se ha ido automatizando con nueva maquinaria, nuevos sistemas de fabricación y nuevos sistemas de organización de la producción que han permitido además de mantener una calidad en los más altos niveles, que seamos competitivos y podamos aguantar el envite de fabricaciones que vienen de otros países en los que la mano de obra es muy económica.”, señala Roberto Arcos.

Imagen: www.ventacuchillosarcos.es

Renovarse o morir

Renovarse o morir. Este es la filosofía de esta empresa albaceteña que actualmente se encuentra trabajando en un sistema de organización basado en la formación de las personas que integran el equipo. “Es un sistema que estamos intentando implantar, a la vez que vamos innovando y vamos sustituyendo máquinas más antiguas o mas manuales por robots o con máquinas de control numérico, todo ello tratando de mantener la plantilla porque lo más importante dentro de una empresa es el equipo humano”.

Según explica Roberto Arcos el sector de la cuchillería está sufriendo desde hace años la competencia de fabricaciones que vienen del Extremo Oriente, y aunque el mercado es abierto y libre, el problema surge cuando esas producciones que llegan de fuera se comercializan como si fueran de Albacete, algo que confunde al consumidor. “Lo que el sector pretende es que todo el producto que está hecho fuera de España especifique de dónde viene y que luego se distribuya en Albacete”.

“España ha sido tradicionalmente un gran país manufacturero al igual que Italia, Portugal, o Francia y lo que se ha pretendido desde estos países es que la Comisión Europea obligue a todas las importaciones que vienen de fuera de Europa a que pongan la procedencia, porque somos el único bloque en el mundo, Europa, que no obliga a poner la procedencia del producto”, explica Roberto, algo que asegura está perjudicando no solo a la cuchillería sino a todos los productos manufacturados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario