TEATRO CIRCO: MESTIZA una obra de Julieta Soria. (4-Oct-2018 21:00 h.)


El punto de partida de la obra lo constituye una curiosa entrevista entre dos peculiares personajes: Tirso de Molina, que con 19 años se encuentra en los comienzos de su carrera dramatúrgica, y la ya anciana Francisca Pizarro Yupanqui, primera mestiza del Perú, hija de Francisco Pizarro y de la princesa inca Quispe Sisa.


MESTIZA una obra de Julieta Soria, bajo la dirección de Yayo Cáceres.

JUEVES, 4 DE OCTUBRE DE 2018 - 21:00 H. – TEATRO CIRCO

Fuente, más información y compra de entradas Teatro Circo. (Ayuntamiento de Albacete, y Cultural de Albacete.)

Madrid, 1598. Una curiosa entrevista entre dos peculiares personajes es el punto de partida de la obra: un jovencísimo Tirso de Molina, en los comienzos de su carrera dramatúrgica, y la ya anciana Francisca Pizarro Yupanqui, primera mestiza del Perú, hija de Francisco Pizarro y de la princesa inca Quispe Sisa, que vive como dama española en el Madrid de finales del siglo XVI. Con el pretexto de la escritura de una futura Trilogía de los Pizarro, Tirso trata de convencer a Doña Francisca, que lleva un año recluida en su extraño jardín, de que lo ayude en su propósito.

Pese a la reticencia de Francisca, el dramaturgo consigue dé rienda suelta a sus recuerdos y experiencias. Estas brotan desde la perspectiva de quien encarna todas las vicisitudes de la época: los primeros años de la conquista, la relación entre indígenas y españoles, el exilio forzoso y permanente, la adaptación a una nueva vida en España, así como el difícil destino de las mujeres en una época dura y azarosa.

Así, la evocación de Francisca nos lleva a los inicios de su vida en España, adonde llega por orden del rey Felipe II. Sus aspiraciones de vivir en la corte madrileña se ven truncadas por deseo de su tío, Hernando Pizarro, quien la reclama como su esposa. Con diecisiete años se convierte en la complaciente mujer de un hombre cincuentón y preso por los excesos cometidos en las Indias, y viven juntos largos años encerrados en el Castillo de la Mota. Tras la muerte de este, se casa con hombre de más abolengo que fortuna y bastante más joven que ella y se trasladan a Madrid. Pronto se convierten en la comidilla de la ciudad por su modo de vida ostentoso y excesivo pero algo provoca que Francisca decida aislarse de todo.

Las memorias, las imágenes y las palabras se encadenan ya imparables y también su necesidad de contar y de contarse. El diálogo entre Tirso y doña Francisca supone, además, la confrontación de dos muy diferentes visiones (hombre y mujer, joven y anciana, español y mestiza, conquistador y conquistada) que los obligan a cuestionarse sus respectivas posiciones en el mundo. A bordo de sus recuerdos, atraviesa esta vez en sentido inverso el océano que la separó para siempre de su tierra natal y regresa a su infancia: a la época feliz con su padre; al horror del asesinato de este; a los peligros tras convertirse en única heredera de la fortuna del Marqués de la Conquista. Y, de pronto, abierta ya la brecha, reaparece la imagen de su madre, Inés de Huaylas, Quisque Sisa, de quien fue separada dolorosamente con tres años y a la que no permitieron ningún contacto con su hija.

Meses después Tirso de Molina vuelve a verla con el libreto de la obra. Ella lo lee con avidez. Su única esperanza es que su verdad salga a la luz. Solo así podrá reconocerse, restablecer los lazos, volver al centro de la vida de donde un día fue desprendida, para ser aceptada como una de los suyos. Pero no hay ni rastro de ella, ni de su historia. El diálogo con el otro ha sido estéril.

Pero el viaje ha sido llevado a cabo y está dispuesta a culminarlo. Ya sola, y cara a cara consigo misma, se enfrenta también al pasado de su raza andina, a los mitos de la tradición inca y a las voces de sus hermanos de sangre que la interpelan y reclaman como una de ellos pero también la acusan de desleal y de traidora.

¿Quién es, entonces, Francisca Pizarro? ¿Es española? ¿Es inca? ¿Cuál es el lugar al que pertenece? Ella misma ha de ser quien lo cuente: ha entendido que su única patria es el exilio, que su enfermedad y su cura es el mestizaje, que vivir es recordar algo que se había olvidado y que es posible que nazca, en tierra negra, flor blanca.

Tipo de evento: Teatro de texto contemporáneo
Precio: zona A: 21 € / zona B: 16 € - Espectáculo incluido en abono "Butaca de oro"
Duración: 80 minutos
Publico: Mayores de 16 años.
Lugar: Teatro Circo de Albacete
Venta de entradas:
Taquilla del Teatro Circo, de 10 a 13 horas, de lunes a viernes y 1 hora antes de la representación.
Taquilla del centro comercial Albacenter, de 10:00 a 22:00 h. de lunes a sábado.
Información grupos: entradas.cultural@dipualba.es
Reserva de localidades para usuarios con movilidad reducida: 967193630, de lunes a viernes, de 10 a 13 horas.
** Todos los niños y niñas pagarán su localidad en los espectáculos infantiles/familiares. Según las normas de seguridad cada persona deberá disponer de una butaca.
*** Se recomienda que los menores de hasta 1 año no asistan a ningún espectáculo en el Teatro Circo de Albacete, así mismo, para los menores de hasta 6 años, se aplica la misma recomendación para los espectáculos que no tengan carácter infantil/familiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario