La otra cara de la moneda - Con Sabor a Albacete

Últimas entradas

Con Sabor a Albacete

Estas viendo una web Con Sabor a Albacete, en la que podrás pasar un rato agradable con toros, fútbol, cultura, historia, ocio y alguna cosilla más.
¡Cotillea y dinos que te parece! ¿Quieres colaborar o contactar? hazlo aquí: mondejarfoto@mondejarfoto.es

Post Top Ad

Post Top Ad

miércoles, 27 de noviembre de 2019

La otra cara de la moneda

En esta nueva etapa del club manchego, todo había sido optimismo, felicidad e ilusión (aunque también hubiera una pizca de suspense en la 17/18). Pero este curso se están viviendo los primeros desamores entre afición y club. La parroquia del Carlos Belmonte no abandona contenta el estadio tras los partidos y empieza a buscar culpables: plantilla, entrenador, dirección deportiva, directiva… es ahora cuando se está revelando la otra cara de la moneda del proyecto actual.

Zozulia, lamentándose durante el Albacete - Mirandés | Foto: Josema Moreno (+quealba)
Se dice que lo ideal para que un equipo funcione es la unión entre club y afición. Ahora mismo, eso es complicado en el feudo del Albacete Balompié. Todavía no se ha roto la relación, ni mucho menos. Pero ha comenzado a fragmentarse. Se visualizan las primeras grietas. Y Luis Miguel Ramis, más que ponerse el mono de trabajo para tapar el pequeño agujero, decidió picar un poquito más.

Sus declaraciones no han sido bien recibidas por la afición. Y en parte, es lógico, pues ésta tiene derecho a expresar su opinión. Pero esconden un mensaje que sería muy interesante analizar. No es bueno explotar sin antes pararse a pensar en el significado de unas palabras. En el caso de las pronunciadas por el técnico catalán, más que ser una mera crítica al público, invitan a la reflexión.

El objetivo, una de las grandes incertidumbres


¿Está siendo realista la grada del Belmonte con respecto al objetivo de la entidad? Ese debería ser el punto de partida de cualquier análisis. La localidad albaceteña viene de vivir unos ‘playoffs’ fallidos. Se quedaron con hambre y quieren el segundo plato. Ponerle la guinda al pastel. Pero la realidad es que los objetivos de una temporada no los marcan los últimos resultados conseguidos, si no los recursos con los que se cuentan.

La disputa de una promoción de ascenso no se puede canjear por buenos jugadores; el presupuesto, sí. Está más que demostrado que el dinero no lo es todo en el fútbol. Puede ser fácilmente malgastado. A veces, es casi mejor disponer de menos dinero, pero de más cabeza. No obstante, aunque no lo es todo, es importante para mantenerse en lo alto de una competición a largo plazo. Y en cuanto a la capacidad económica, al igual que su puesto en la clasificación, el Albacete Balompié es un equipo de mitad de tabla.

¿Se puede optar a objetivos grandes con esos recursos? Sin duda. La prueba está en el Numancia de Arrasate, el cuál no ascendió por muy poco a LaLiga Santander, o incluso en el propio ‘Alba’ durante el año pasado. Pero es más que complicado mantenerse año tras año en esos puestos de privilegio sin grandes cantidades de dinero. Si lo es incluso para los que las tienen, imaginen para los que no.

Ramis en el Carlos Belmonte | Foto: Albacete Balompié
Es por eso que Luis Miguel Ramis está haciendo todo lo que puede. De hecho, más de lo que puede. Analizando el rendimiento de plantilla individualmente, es inexplicable la posición que ostenta el cuadro manchego en una liga tan difícil como LaLiga SmartBank. Falta gol, faltan recambios en muchas posiciones, muchos recién llegados no se han logrado adaptar… y, sin embargo, el equipo mantiene ese carácter competitivo y sigue cosechando victorias. ¿Por qué? ¿Cómo? Pregunten a Luis Miguel Ramis.

Sus declaraciones podrán ser desacertadas, pero su trabajo es encomiable. Es innegable que ese sistema defensivo que ahora practica el club puede trabajarse mucho mejor, para no volver a atravesar momentos como los vividos en Los Juegos Mediterráneos o en La Romareda, partidos para olvidar. Pero también se han hecho buenos encuentros con él: en Huesca, en Alcorcón, en Fuenlabrada, ante el "todopoderoso" Cádiz… algo que parece haber sido borrado del mapa, pues tras lo que se oye en los últimos días, da la sensación de que el ‘Alba’ no ha hecho ni un partido decente en todo el año. Hay de todo, hay irregularidad, pero lo que no hay es insostenibilidad.

Ese juego ha generado también muchas críticas. Pero, curiosamente, sólo tras los malos resultados. No se escucharon quejas tras ganarle al líder, no se escuchó eso de "que aburrido es ver a este equipo". Se alabó. Hipocresía resultadista.

"Ahora que todavía se está a tiempo, y que los errores no se han convertido todavía en desastre, es momento de que afición y club vuelvan a unirse"

Sí es cierto que actualmente se atraviesa una crisis de resultados que se veía venir desde lejos. El "unocerismo" no es eterno, y en algún momento, los manchegos tenían que atravesar dificultades.   Con las limitaciones de la plantilla, esas dificultades son lógicas. Si en el mercado invernal se acierta con los fichajes, podrán desarrollarse otro tipo de virtudes.


Se podrán seguir buscando culpables, se podrá seguir señalando con el dedo, pero eso sólo llevará al albacetismo a peores momentos. Ahora que todavía se está a tiempo, y que los errores no se han convertido todavía en desastre, es momento de que afición y club vuelvan a unirse, en todos los sentidos, y remar como uno sólo para poder llegar a buen puerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad